Ya hay casi 1 millón de muertes por COVID-19 en el mundo

En pocos días, el Covid-19 habrá dejado un millón de muertos en el mundo, de acuerdo con las cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y Perú, el país con la mayor tasa de mortalidad (fallecidos por número de habitantes), ocupa el sétimo lugar con 31.474 decesos oficiales. Los especialistas coinciden en que estos números son mayores.

A 10 meses de su aparición en la ciudad de Wuhan, China, el nuevo coronavirus ha causado la muerte de 962.880 personas de todos los continentes, y hoy parece estar instalado en América. Estados Unidos es el país que registra mayor número de decesos, con 199.743; seguido de Brasil, con 137.272; India, 87.882, y México, 73.493. Entre los cuatro se alcanza la mitad de las muertes a nivel mundial.

En el país gobernado por Donald Trump, la cifra de muertes diarias ha llegado a un pico máximo de 1.000 por el mes de julio. Aunque en las últimas semanas se ha reportado un descenso e incluso ayer Nueva York solo registró un fallecido.

Así, Estados Unidos es el noveno país con la mayor tasa de mortalidad, con un promedio de 61 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Además, tiene 6.812,332 de infectados.

En el caso de Brasil, según su último reporte, se registraron 377 nuevas muertes. Después de tres semanas, su cifra de decesos volvió a incrementarse. En lo que respecta a la tasa de mortalidad, el país ocupa el sexto lugar con 65 fallecidos por cada 100.000 habitantes.

Aunque ahora el continente americano es el más golpeado, las cifras son alarmantes en todo el mundo. De acuerdo con la OMS, desde el inicio de la pandemia, América Latina y el Caribe suman 323.894 fallecidos; Europa,225.515; Estados Unidos y Canadá 208.769; Asia 126.056; Medio Oriente, 42.423; África 33.953, y Oceanía 921.

Cabe recordar que los registros de muertes están condicionados a la forma que tiene cada país de contarlos (algunos solo reportan los confirmados y otros no).

Más que años de violencia

Pese a que durante las últimas semanas se reporta un descenso en las cifras de infectados y fallecidos, el Perú sigue siendo el país con la mayor tasa de mortalidad en todo el mundo, con 98 muertes por cada 100.000 habitantes. Le siguen Bélgica (86), Bolivia (65), España (65) y Brasil (64).

Al Perú, el Covid-19 llegó en marzo y seis meses después se habla de casi 32.000 muertes, aunque de acuerdo con las cifras del Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef), los decesos llegan a 142.608, número que supera largamente a los fallecimientos reportados durante los 20 años que duró la violencia causada por las organizaciones terroristas. Y de este universo, al menos 65.000 habrían sido causados por el Covid-19.

Según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), las víctimas mortales durante esas dos décadas (1980-2000) fueron 69.280. “El resultado real vamos a saberlo cuando acabe la pandemia, pero puedo asegurar que el saldo de muertes durante esta crisis sanitaria con respecto a las contabilizadas durante el conflicto armado interno es, de lejos, muy superior. Incluso la cifra del Sinadef es inferior a la verdadera”, dice Víctor Vargas, investigador del Instituto Científico y Tecnológico del Ejército.

Vargas también señala que ahora es el momento de prepararse para una segunda ola, pues esta llegará como parte del ciclo de la pandemia y de acuerdo a la experiencia que se ve en otros países. “Todo es nuevo, pero hay naciones que ya estuvieron afectadas como nosotros, luego bajaron sus cifras, abrieron los colegios y nuevamente han tenido que cerrarlos por la llegada de nuevos contagios. Además, tampoco se conoce cuánto dura la inmunidad en una persona con anticuerpos”, alerta.

Es por ello que, para Vargas, los estudios de seroprevalencia son importantes, pues son los únicos que se acercan a la realidad. “Se dice que en el mundo ya hay un millón de muertes, pero definitivamente son más”.

Hay un subregistro

Sobre la actualización de fallecidos en el Perú, en una reciente entrevista el viceministro de Salud, Luis Suarez, le dijo a La República que la actualización de cifras no es un proceso sencillo porque se están revisando las historias clínicas de los fallecidos. Aparte de la cifra oficial de casos confirmados de Covid-19, hay otros 11.000 fallecidos que están como sospechosos en el Sistema de Vigilancia y están en investigación por cada Diresa del país.

También precisó que en el Sinadef se tiene 65.000 certificados de defunción que dice la palabra Covid-19 dentro de los diagnósticos. Sin embargo, no todos tienen prueba y a estos fallecidos se les está haciendo una revaluación de cada historia clínica.

“Vamos a decir que este paciente tiene prueba serológica para Covid-19 y comprobamos que tiene anticuerpos para Covid-19, pero no dice que sea la causa de la muerte. Tal vez tuvo el virus hace 2 o 3 meses, pero murió por otra causa como, por ejemplo, una fractura de cráneo, una caída”, explica, por su parte, el epidemiólogo y asesor del Ministerio de Salud, Manuel Espinoza, quien también confirmó que es posible que exista un subregistro de fallecidos, pero debe ser menor en comparación con el de los infectados.

En tanto, el economista Farid Matuk explica que hay tres grupos de fallecidos; “hay un 40% que fueron confirmados por medio de una prueba, otro 47% de muertes registradas por criterio clínico y 13% de muertes ocurridas de forma indirecta, por ejemplo, un accidente vehicular y la persona que no llegó a la emergencia y murió”.

Más de 11.000 muertes evitadas con aislamiento temprano

EsSalud asegura que logró evitar más de 235.000 contagios de Covid-19 y 11.000 posibles muertes con el aislamiento temprano en la Villa Panamericana.

El médico Carlos Olivera, vocero de la entidad, resaltó que las cifras resultan del estudio y seguimiento de epidemias realizado por la institución utilizando el indicador “R”, que es el número esperado de contagios que genera un paciente infectado con el virus, que puede contagiar entre 2 y 3 personas. “En función de este método se puede estimar que estas personas podrían haber transmitido la enfermedad a otros miembros de la comunidad, lo que se traduce en una estimación de 235.489 casos y 11.189 muertes que se han evitado durante estos 170 días”.

En lo que va de la pandemia, el centro temporal de Villa El Salvador atendió a más de 14.000 personas infectadas con coronavirus.

Además, se implementaron 22 hospitales temporales en Lima, Lambayeque, Piura, Loreto, Ucayali y otras regiones del país, donde se recuperó a otros 8.000 pacientes con Covid-19. “El modelo que se utilizó en la Villa Panamericana ha servido para replicarlo en 21 villas que tenemos a nivel nacional”, dijo Olivera.

grupo larepublica
grupo larepublica

Redacción: La República