Vraem: piscicultores asháninkas se formalizan en la actividad pesquera.

Un total de 18 piscicultores de la comunidad nativa de Sampantuari, en el distrito de Kimbiri (Cusco), promovidos por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), recibieron su resolución de formalización en la actividad acuícola en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Esta iniciativa de la Gerencia Regional de Producción del Gobierno Regional de Cusco se realiza en coordinación con Devida, que permite que estos piscicultores, muchos de los cuales forman parte de la Organización Asháninka y Machiguenga del Río Apurímac (OARA), sean reconocidos en la actividad pesquera ante el Estado peruano y formen parte de la data del Ministerio de Producción (Produce).

De este modo se busca reducir la informalidad en la piscicultura artesanal, ya que con esta formalización pueden acceder a créditos ante el Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (Fondepes), adquirir bienes, entre otros beneficios que incrementen la producción y contribuyan con la seguridad alimentaria en el Vraem.

Lea también:[Loreto: Contraloría hará megaoperativo en entidades públicas de las ocho provincias]

El presidente de la OARA, Virgilio Pizarro, indicó que su organización asháninka firmó un convenio para trabajar con Devida bajo la demanda de las comunidades nativas para seguir impulsando la soberanía alimentaria.

“La crianza de peces es fundamental para combatir la anemia y desnutrición. Asimismo, nos permite contar con un ingreso familiar y, de esta manera, reactivar la economía local”, afirmó.

A su vez, el jefe de Devida en el Vraem, Juan Flores Del Castillo, indicó que a través de la piscicultura se pretende mejorar la economía familiar y elevar el nivel de vida de los hijos.

“Existe una gran voluntad de la OARA y Devida de incluir a las mujeres en esta actividad que ha despertado una gran expectativa en los vraínos por su alto potencial de desarrollo”, refirió.

Se espera que en las próximas semanas 50 piscicultores vraínos logren formalizarse para recibir múltiples beneficios a través de este certificado con vigencia de 10 años.

Fuente: andina.pe