Vraem: Familias nativas producirán 66.2 toneladas de paco.

VRAEM. Con el propósito de contribuir en la seguridad alimentaria y la reactivación económica de 171 familias asháninkas y nomatsigengas del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) continúa fortaleciendo las capacidades piscícolas para la producción de 66.2 toneladas de paco.

Esta iniciativa, que se realiza mediante la Actividad Acuícola, entregó este año más de 200 mil alevinos de este pez amazónico a 19 pueblos originarios en los distritos de Río Tambo, Pangoa y Mazamari, en la región Junín; y Kimbiri, Pichari y Villa Kintiarina en Cusco. El fin de la actividad es que los productores puedan emprender en la crianza de paco en 80 290 m2 de espejo de agua, cuya producción final está valorizada en S/861 110.

El ente firmó convenios con diferentes organizaciones indígenas para llevar a cabo la iniciativa. Foto: Devida.
En ese sentido, Devida firmó un convenio con la Organización Asháninka y Machiguenga del Río Apurímac (OARA), la Federación de Comunidades Asháninka de Río Ene (FARE), la Central Asháninka de Río Tambo (CART), la Organización de Comunidades Asháninkas de Mazamari (OCAM) y la Unión Indígena Asháninka Nomatsiguenga del Valle Pangoa (Kanuja), cuyas familias participantes fueron fortalecidas en todo el proceso de crianza hasta la comercialización.

La asistencia técnica que se brinda va acompañada de la entrega de herramientas e insumos que se le otorga a cada piscicultor. En este caso, se distribuyeron carretillas tipo buggy, cajas sanitarias, sacos de hidróxido de calcio, ictiómetros, balanzas, termómetros de canastilla, balanzas digitales, redes carcales y redes chinchorro, entre otros materiales.

Las familias beneficiadas recibieron herramientas y asesoría técnica. Foto: Devida.
Una de las tareas de Devida en el Vraem es promover la producción a través de iniciativas agrícolas como el cacao, café, guanábana, plátano, piña y otros cultivos alternativos. Además, incentivar la piscicultura y apicultura, los mismos que se ejecutan en alianza con los gobiernos locales y organizaciones asháninkas del valle.

Vale señalar que Devida entregó 895 millares de alevinos para la producción de 266 toneladas de carne de paco. De esta forma, 397 psicicultores del norte, centro y sur del Vraem se vieron favorecidos.

Fuente: INFOREGIÓN.