Ventanilla: Cae sujeto que mató a su pareja en el Día del Amor

Admitió su delito. Después de 18 días de vivir a salto de mata, Marco Antonio Rodríguez Siccha (51), “Tas”, quien era buscado por asesinar a puñaladas a su pareja, Blanca Grimanesa Llanqui Estalla (43), en el Día de San Valentín, fue capturado ayer cerca de la zona del crimen, en Ventanilla, por agentes de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri.

El presunto feminicida admitió su delito ante el cúmulo de pruebas y evidencias que lo incriminan.
El presunto feminicida admitió su delito ante el cúmulo de pruebas y evidencias que lo incriminan.

Tras las pruebas en su contra y al entrar en contradicciones, el detenido terminó por reconocer ante los detectives que su plan era desaparecer la prueba de su delito (el cadáver). Para ello iba a enterrar el cuerpo de su víctima en una zanja, que él mismo cavó dentro de la vivienda que alquiló previo al feminicidio, ubicado en la manzana E, lote 4, sector B, Grupo Residencial 1, zona de Pachacútec.

“Tas” contó a los policías que ese día almorzaron, bebieron licor y luego se enfrascaron en una discusión por celos, la cual se tornó violenta, por lo que la acuchilló en medio de la pelea.

Cabe recordar que la mujer desapareció el 14 de febrero cuando salió al encuentro de Marco Rodríguez para almorzar. Tres días después, los hijos de Llanqui la hallaron sin vida dentro de una casa en la zona de Pachacútec, en Ventanilla.

Rodríguez, quien tiene antecedentes por robo agravado, fue capturado en la intersección de la avenida Cabo Blanco y la Calle 12. Tiene una orden de detención preliminar por el 2do Juzgado de Investigación Preparatoria de Violencia Contra la Mujer de Ventanilla por el presunto feminicidio en agravio de Blanca Llanqui, señaló el coronel Erick Ángeles, jefe de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri.

“Es un prontuariado delincuente quien registra requisitoria vigente por el delito hurto contra el patrimonio, robo agravado. Él ha aceptado su responsabilidad en el trayecto [del cuerpo] como el hecho de haber cavado un pozo en la parte posterior de esa vivienda con la finalidad de enterrar el cadáver”, precisó el oficial.