Vence al coronavirus a los 79 años y hoy simboliza la esperanza en Iquitos

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), la Red de Soporte Amachay y la Sociedad de Beneficencia de Iquitos, contribuyeron a que doña Querubina, una mujer de 79 años que acaba de derrotar al covid-19, cuente hoy con una nueva familia.

Convertida en símbolo de la esperanza en Iquitos –capital de una región golpeada sin pausa por el coronavirus entre junio y agosto–, Querubina recibe atención integral en el centro de atención residencial para personas adultas mayores ‘San Francisco de Asís’.

Son muchas las adversidades que enfrentó Querubina en distintas etapas de su vida. Hija única a mediados del siglo pasado, tras la muerte de sus padres se sumergió en la soledad.

A los 36 años, decidida a formar su propia familia, adoptó un hijo. Sin embargo, ese muchacho cayó en una grave adicción a las drogas y se alejó del hogar familiar, dejando a Querubina, una vez más, en la soledad y el abandono.

Red de soporte

Su caso se conoció por medio de la Subgerencia de Desarrollo Social del gobierno regional de Loreto, entidad que le brindó los cuidados iniciales. Luego, informó al MIMP –que forma parte de la Red de Soporte Amachay– para que se le brinde atención y protección.

Las autoridades buscaron, con ayuda de la Policía Nacional, la red familiar de la mujer, pero el resultado fue negativo: no encontraron un solo pariente que velara por ella.

En esos tránsitos, a Querubina se le tomó una prueba rápida que dio positivo para coronavirus. Adulta mayor en condición vulnerable, la mujer era candidata para engrosar la cifra de muertes atribuibles a la pandemia. Por eso, rápidamente se le trasladó al centro Kanatari para el tratamiento respectivo.

Enfoque de derechos

Tras varios días de aislamiento y al conseguir su recuperación y el alta, ingresó en el centro de atención San Francisco de Asís, a cargo de la Sociedad de Beneficencia de Iquitos, donde recibe cuidados integrales y el soporte emocional tan necesario en estas semanas difíciles.

Las sociedades de Beneficencia cuentan con un total de 156 servicios de protección social a favor de 9,110 usuarios. Allí se les brinda atención integral, de acuerdo con sus necesidades diferenciadas, en el marco de los enfoques de derechos, género, intergeneracional e interculturalidad.