Uso de protector facial obligatorio: cómo limpiarlo y mantenerlo en buen estado

Por disposición del Gobierno, ahora el uso del protector facial, además de la mascarilla, es obligatorio para el ingreso a mercados, supermercados, centros comerciales, tiendas por departamento y conglomerados, con el propósito de reducir el número de contagios del virus del covid-19 en el Perú.

En ese sentido, al igual que con el uso correcto de la mascarilla, es importante conocer cuáles son los pasos que debemos seguir para limpiar, desinfectar y mantener en buen estado nuestros protectores faciales con el fin de asegurarnos una verdadera protección.

Para ayudarnos en esta tarea, Jorge Samamé, epidemiólogo del instituto Daniel Alcides Carrión, nos brinda las siguientes recomendaciones:

Cómo limpiar y mantener en buen estado nuestro protector facial

Paso 1: es importante lavarnos las manos previamente y luego retirarnos el protector facial siempre tomándolo del sujetador o liga que viene por detrás.

Paso 2: Para limpiarlo podemos rociar alcohol líquido sobre toda la superficie de la careta y esperar un minuto para luego limpiarlo con un paño o papel toalla. Este procedimiento también se puede realizar con agua y jabón si notamos que nuestra careta está muy sucia y necesita una limpieza más integral. Si el protector facial cuenta con ligas de ajuste retirables, se pueden quitar y lavarlas como una prenda.

Paso 3: es importante almacenar nuestro protector facial en un espacio limpio y alejado de la luz solar directa, para evitar que se deforme por el calor o se rompa.

¿Cuándo debemos cambiar de protector facial?

“Sabremos que necesitamos desechar nuestro protector facial cuando notemos cambios en su forma, rajaduras o diversas marcas que impidan una buena visibilidad. Recordemos que un protector facial es un complemento que nos mantendrá aún más seguros frente al contagio del virus, pero debemos también utilizar la mascarilla de manera correcta, evitar las aglomeraciones y lavarnos las manos adecuada y constantemente”, explicó Samamé.

Fuente: andina.pe