Urresti, sobre policías y militares: “líderes de opinión terminaron de quitarles el principio de autoridad por tres cachetadas…”

En el comunicado que Daniel Urresti lanzó en su cuenta de facebook por motivo de la publicación de un vídeo dónde en la que se vé a un jefe de la policía hablando a sus subalternos que no hay pruebas para descarte de covid-19, menciona lo siguiente:

SPR, Sr ministro de salud, esto es inconcebible!
Personal PNP espera en el Hospital PNP Leguia del Rimac para pasar la prueba y poder descartar si están contagiados de Covid19.
Al final solo les tomaron la temperatura porque no habían pruebas.
Les estamos dando el mismo trato míserable y vil que recibieron durante años el personal de las FFAA y PNP durante su lucha contra el terrorismo.
¿Es que los uniformados no tenemos derechos humanos?
Están expuestos en primera línea ante la indiferencia y estupidez de la gente que sigue saliendo en manadas a la calle!
Los “líderes de opinión” terminaron de quitarles el principio de autoridad por tres cachetadas que le metieron a un inadaptado que no cumplía la inamovilidad!
Sr Presidente, reconozco los esfuerzos que está realizando, pero en el ministerio de salud alguien tiene que responder por esta inconsciencia!
Prioridad para nuestra FFAA, PNP y trabajadores de la salud!

Es justamente en el párrafo:
Los “líderes de opinión” terminaron de quitarles el principio de autoridad por tres cachetadas que le metieron a un inadaptado que no cumplía la inamovilidad! es el que se recuerda, diversas personalidades y periodistas se mostraron a favor y en contra del accionar del ya famoso Capitán Cueva, siendo los periodistas: Federico Salazar y Rosa María Palacios quienes criticaron el actuar, pero definitivamente el que más repercusión tuvo fue Federico Salazar, en la que en una entrevista al Ministro del Interior, expresó su fastidio por el hecho y su alegría por que supuestamente habían separado del ejercito al militar “agresor”.

Entonces, ante tal afirmación, podemos inferir que, Urresti, atribuye los actos de desobediencia de la población para acatar el toque de queda y la cuarentena, entre otros factores, a ésta imagen de militar o policía abusivo que dio el periodista, a la acción de poner “mano dura” de parte de policías y militares, a una población que aún no colabora en movilizarse lo menos posible para evitar el contagio masivo de personas y por tanto la muerte de muchos.

Y que por lo tanto, con la sanción recibida por el Capitán Cueva, iba a poner en sobre alerta a policías y militares en cuanto a limitarse en su accionar; y a la población, de saber que sus acciones de desobediencia pueden tener respaldo en la prensa y en los defensores de los derechos humanos.

Si bien es cierto hay muchas cosas por corregir, como el reparto desigual, deshonesto y hasta injusto de bonos, canastas y demás bienes necesarios para que las personas puedan sobrevivir a esta pademia encerrado en sus hogares; es la falta de disciplina y conciencia cívica, es decir el asumir de manera responsable nuestro deber como ciudadanos de colaborar sin la necesidad que nos pongan un arma u amenaza, la que está haciendo que cada vez más personas se infecten, entre las que lamentablemente se incluyen policías, militares, personal de salud, serenos, personal de limpieza, entre otros de servicios indispensables.