El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, de 66 años y además fundador y senador del partido Centro Democrático,   pidió medidas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, luego de que se abriera una investigación penal en su contra por supuestos delitos de soborno y fraude procesal.

La petición de Uribe busca “que se permita en condiciones de igualdad en acceder a la doble instancia, interrogar testigos, conocer las pruebas oportunamente y se garantice el derecho a defenderse”.

Esta petición clara y precisa se debe a que el expresidente enfrenta inconformidades y miedos, ya que la ley sanciona hasta con 8 años de prisión delitos cómo los que se le acuso a Uribe, que vale resaltar: es el político más influyente del siglo en Colombia, y quién logró más cambios  frente a la guerrilla FARC.