«Una ciudadanía activa es clave para proteger la naturaleza»

LIMA. Hoy es el preestreno el documental «El Rugir del Marañón», dirigido Dana Bonilla y Bruno Monteferri. Este trabajo audiovisual narra la lucha de las comunidades de la zona aledaña al río Marañón, entre las regiones Cajamarca y Amazonas, frente a los proyectos de construcción de las megarrepresas Chadín II y Veracruz, que ya no cuentan con certificaciones ambientales vigentes.

El Rugir del Marañón

Según Bruno Monteferri, uno de los realizadores, en el documental se apreciará la pelea de las comunidades, activistas y organizaciones que durante muchos años se han opuesto a la construcciones de las megarrepresas. “(Estas) no cuentan con certificaciones ambientales vigentes y ponen en riesgo a cientos de familias y a bosques únicos en el mundo”, manifestó. Agregó que hoy existe una posibilidad para que se deje de poner en riesgo a pueblos enteros y una conexión entre los Andes y la Amazonía. 

Respecto al proceso de filmación, Monteferri dijo que «El Rugir del Marañón» es el producto de un trabajo de cinco años que contó con la participación del equipo de Conservamos por Naturaleza y de especialistas de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA). 
”En cada viaje que se realizó al Marañón, (…) se recogieron las voces de las personas que se verían afectadas con la construcción”, dijo. Añadió que también se han involucrado especialistas en temas energéticos, quienes coinciden que las megarrepresas no son la mejor opción para satisfacer la demanda eléctrica del país.

Fuente: C. Díaz

“Uno de los aspectos que resalta el documental es la importancia del cañón del Marañón por albergar patrimonio cultural y natural de suma importancia”, expresó Monteferri. Además, comentó que solo el 2% de los bosques estacionalmente secos en el Marañón están protegidos, pese a que tienen las tasas de endemismos más altas en el país que se compara con las Islas Galápagos. Agregó que se enviaron diversas cartas a las autoridades para que tomen acción frente a este caso.

Monteferri consideró que el documental es una pieza más de la estrategia para involucrar a la ciudadanía. Finalmente, exhortó a la población a que se informe sobre el estado del Marañón a través de una página web, además de firmar una carta en la que se le pide al Estado caducar los contratos de estos proyectos y que inicie un proceso de planificación para el cañón del Marañón que no implique represas. “Nosotros consideramos que una ciudadanía activa es clave para poder proteger la naturaleza”, sentenció.