Túnez investiga una posible variante local del coronavirus

Mientras las variantes británica, sudafricana y brasileña siguen expandiéndose por el mundo, científicos tunecinos investigan si se ha producido una mutación y existe una nueva variante local de la COVID-19 en el país después de detectar dos infecciones que parecen seguir un patrón distinto, según ha informado la prensa local. “Esta nueva cepa fue detectada en la segunda semana de febrero y es única en Túnez, pero muestra algunas semejanzas con las cepas británica y sudafricana”, ha explicado a la agencia ANSA el director del Instituto nacional Pasteur, el más prestigioso del país norteafricano, Hashemi al Wazir.

Asimismo, el experto asegura que los dos casos que se investigan fueron hallados por coincidencia tras numerosos exámenes en un joven asintomático y en un hombre de edad avanzada que padeció un cuadro grave de la enfermedad y murió. Sin embargo, advirtió de que todavía no es posible vincular la muerte del anciano, ingresado en el hospital Monji Slim de La Marsa y que en principio dio negativo en los exámenes, con la posible nueva variante. Además, ha añadido que los análisis realizados hasta la fecha no han demostrado un riesgo específico para esta variante, ni en términos de síntomas ni de velocidad de propagación.

Por su parte, el presidente del Comité sanitario del Parlamento Tunecino, Sohail Alouni, admitió que los laboratorios nacionales no están capacitados en este momento para detectar nuevas variantes, pero que ya se han iniciado las actuaciones necesarias para dotarse de equipos más modernos.

Situación epidemiológica en Túnez

De acuerdo con los datos del ministerio tunecino de Sanidad, más de 227.000 personas se han contagiado en el país y más de 7.500 han fallecido por enfermedades asociadas al virus, la mayoría después de que abriera las fronteras el pasado 27 de junio, cuando reportaba apenas 1.500 casos y medio centenar de decesos.

Fuente: as.com