Tumbes: Intervienen a presuntos “coyoteros” en frontera

Ocho personas fueron detenidas por efectivos policiales por presuntamente estar inmersas en el delito de tráfico ilícito de migrantes en el interior de un hospedaje de la ciudad de Zarumilla. Ellas habían facilitado el ingreso de 31 foráneos desde el país de Ecuador a territorio peruano de manera ilegal, pese a que la frontera está cerrada por la emergencia sanitaria por la COVID-19.

El hecho se produjo el lunes al promediar las 9:00 de la noche, luego que la comisaría de Aguas Verdes al mando del mayor PNP Mario Bonilla Bello fuera alertado de que “Coyoteros” estaban realizando el pase de ciudadanos extranjeros por la parte trocha del caserío Loma Saavedra hasta la ciudad de Zarumilla.

Inmediatamente un grupo de agentes del orden se trasladó hasta el hospedaje Mi Hostal, ubicado en el jirón Tumbes, donde se observó que varios extranjeros bajaban de vehículos e ingresaban al mencionado local.

En el interior del establecimiento los uniformados de la PNP encontraron en distintas habitaciones a once hombres, 9 mujeres y once niños de nacionalidad venezolana, quienes no contaban con su documentación en regla por lo que fueron trasladados a la sede de Seguridad del Estado, a fin de ser expulsados de territorio peruano.

El comisario Mario Bonilla Bello afirmó, que los foráneos habían sido contactados por “coyoteros” en los pasos clandestinos, quienes los llevaron al hostal, donde a cada una de las personas les cobraban 120 soles por habitación.

“Los extranjeros iban a permanecer en el lugar hasta la madrugada, de donde saldrían a una empresa de transporte clandestina que los llevaría a diferentes departamentos del Perú”, sostuvo la autoridad policial del distrito de Aguas Verdes.

Los ciudadanos Carlos Víctor Vílchez Lizano (25), Andry Yolimar Salazar Oropeza (34), Wilfre Barreto Graterol (26), Darwin Jhoel Valdez Veliz (27), Mario Alonso Valle Veliz (34), Carlos Leonardo Vicente Rivera (18), Franklin Joel Maza García (26) y Andy Alexandre Olivos Nole (26), fueron detenidos por encontrarse inmersos en el delito de tráfico ilícito de migrantes. Ellos fueron trasladados a la sede de la División de Investigación Criminal (Divincri) de Tumbes.

Fuente: Diario Correo