Trump espera reabrir escuelas en otoño, pese al avance del COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso este martes reabrir las escuelas en el país a partir de otoño, mientras el país avanza hacia los tres millones de contagiados por el coronavirus (COVID-19) y supera los 130.000 fallecidos a causa de la pandemia.

“Queremos reabrir las escuelas. Todos lo quieren, las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es tiempo de hacerlo”, dijo Trump al encabezar un encuentro con autoridades de distintos niveles, representantes del sector educativo, padres de familia y estudiantes.

Junto a la primera dama, Melania Trump, y el vicepresidente, Mike Pence, el gobernante indicó espera que la reapertura escolar se haga “rápidamente” en el próximo otoño.

Escuelas, espacios de alegría
Pese a admitir que se trata de una “enfermedad horrible”, Trump aseguró que “a los jóvenes les va extraordinariamente bien”, en referencia a las bajas estadísticas de decesos en los casos de contagios de personas jóvenes.

Incluso se declaró dispuesto a “presionar” a los gobernadores y a todos para conseguir este objetivo.

En una breve intervención, la primera dama defendió que cuando los niños no van a la escuela “se están perdiendo la risa de sus amigos” , aprender de sus maestros y la “alegría del recreo y el juego”.

El secretario de Salud, Alex Azar, pidió durante el encuentro, celebrado en la Casa Blanca, que nadie use las guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) “como una forma de no reabrir las escuelas”.

Mientras que la secretaria de Educación, Betsy DeVos, destacó que “bajo el fuerte liderazgo del presidente”, la economía del país “está resurgiendo” y consideró que las escuelas ” deben hacer lo mismo”.

“Este es el momento de reabrir las escuelas, repensar la escuela, de ser más ágiles, más flexibles, más receptivos a las necesidades de los estudiantes en un mundo cambiante”, apuntó. EFE.