Trujillo: Se desató el pánico en la Fiscalía tras llegar una mujer con un paquete bomba

Minutos de pánico y terror se vivieron en las instalaciones de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa El Porvenir cuando una comerciante llegó a esta sede con un paquete bomba -consistente en un cartucho de dinamita con su respectivo detonador fulminante- que le dejó una banda de extorsionadores en la puerta de su casa, en Trujillo.

Agentes de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) se movilizaron hasta el lugar y desactivaron el artefacto explosivo.

Todo se inició a las 11:00 a.m. cuando Mery Simón salió de su casa para dirigirse a atender su negocio y en su puerta halló un paquete con un mensaje de extorsión dirigido a ella. Una banda de criminales le exigía el pago de cupo de S/15 y en el caso de negarse le indicaban que iban a atentar contra su vida y la de su familia. También le hacían saber que “no avise a los tombos”, decía textualmente.

La desesperada mujer no sabía qué hacer. Por miedo a su vida y de sus seres queridos no acudió a la Policía. Cogió el paquete y se dirigió al local de la Fiscalía de Trujillo, donde le indicaron que no podía registrar su denuncia por no ser de su jurisdicción y que se dirija a la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa El Porvenir.

Sin dejar el paquete extorsivo, que era la prueba de la amenaza que recibió, Simón acudió hasta la referida Fiscalía, ubicada en la manzana A, lote 1, Nuevo Porvenir. Ahí, ella pidió hacer una denuncia con la fiscal de turno y el personal de seguridad la derivó a la oficina de la doctora Cinthya Gamarra Oliva, fiscal adjunta, ante quien expuso su caso.

La fiscal quedó aterrada cuando la denunciante le entregó el paquete extorsivo. Inmediatamente solicitaron apoyo a los agentes de UDEX que llegaron en el acto y tras evacuar al personal desactivaron el artefacto explosivo. Se trataba de un cartucho de dinamita, una mecha lenta y un detonador fulminante.

Agentes del Departamento de Investigación Criminal Este asumieron las pesquisas para identificar a los extorsionadores. Peru21.