Transporte marítimo de maíz, baldosas, refrigeradoras y motocicletas sube hasta en 400%.

El costo del transporte marítimo (flete) del maíz, baldosas, refrigeradoras y motocicletas importadas han tenido un incremento de hasta 400%, informó este jueves el Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima (Idexcam).

Entre las mercancías seleccionadas se tienen el maíz amarillo duro (alimentos), refrigeradoras (línea blanca), placas y baldosas (sector construcción), y motocicletas (transporte personal), cuyos incrementos van entre el 100% al 400%, lo que venía repercutiendo en el precio final de cada producto”, advirtió el director ejecutivo del Idexcam, Carlos Posada.

En el caso del maíz amarillo duro, el valor del flete por kilogramo importado tuvo un crecimiento de 92% entre febrero y agosto del 2021. Ello considerando que este insumo es el principal en la dieta de las aves como el pollo, alimento importante en la canasta familiar.

En tanto, para las refrigeradoras, el incremento del valor del flete por unidad importada fue de 140% entre octubre del 2020 y agosto del 2021. En ese mismo periodo, en la importación de placas y baldosas (material de construcción) se tiene que el valor del flete por kilogramo experimentó también un crecimiento muy elevado, de casi 400%.

La misma situación se aprecia en la importación de motocicletas, donde el valor del flete por unidad registró un crecimiento de 446% entre setiembre del 2020 y agosto del 2021.

Posada explicó que, desde octubre del 2020, el precio de los fletes internacionales ha venido aumentando de forma constante, lo que ha puesto en jaque la mayoría de las proyecciones de costos trazadas para este año por las empresas de las diferentes industrias.

Según publicaciones especializadas en logística internacional, esta situación podría extenderse por más tiempo incluso hasta finales del año 2022, según el experto.

Ciertamente el panorama muestra dificultades en el área de logística internacional, aunada a la situación sanitaria mundial; por tanto, se deben buscar soluciones logísticas que ayuden al importador y al consumidor final”, expresó.

La CCL plantea que, en cuanto dure esta situación, se permita una exclusión del costo del flete (sea parcial o total) en el valor en Aduanas para el cálculo de los impuestos de importación.

Fuente: peru21.pe