Tráfico infantil: así trabajaba mafia que explota a niños para mendigar

Gracias a un trabajo coordinado entre Serenazgo de la Municipalidad de San Miguel y la Policía se logró detener una mafia que trabajaba explotando a menores de edad para pedir limosna por alrededor de 10 horas diarias. Estos delincuentes los desplegaban en cinco puntos estratégicos: En el cruce de la av. Riva Agüero con la av. La Mar, la av. La Mar con la av. Universitaria, la av. Universitaria con La Marina, la av. Riva Agüero con La Marina, y el boulevard de Plaza San Miguel.

Las cámaras de seguridad detectaron dos vehículos donde los niños llegaban apretados y los desplegaban en los puntos anteriormente mencionados. Los efectivos ya han identificados a los delincuentes que explotaban a los menores, además se sabe que los niños eran captados en los Barracones del Callao y, algunos, eran alquilados a sus padres.

César Arévalo, gerente de Seguridad Ciudadana de San Miguel, manifestó que el trabajo de investigación inició en el mes de noviembre del año pasado, hasta el momento se han detenido a 7 personas y los menores han sido devueltos a sus padres y otros se han quedado en un instituto a cargo del Ministerio de la Mujer. 

HORAS PUNTA

Esta mafia sacaba a los menores durante las siguientes horas punta: En la mañana, a las 10:00 a.m., 11:00 a.m. y mediodía; en la tarde, 5:00 p.m., 6:00 p.m. y 7:00 p.m., que es cuando nuevamente aparecían los delincuentes para recogerlos. Sin embargo, cuando había más gente, los niños permanecían en las calles hasta 10 horas seguidas.