Trabajadores denuncian abandono de minera y contagios de coronavirus

Desde esta mañana, cerca de 1000 trabajadores del campamento minero de Ñuñabamba, distrito de Parcoy, en la provincia de Pataz, han decidido paralizar su trabajo ya que aseguran que entre sus miembros existen más de 20 personas contagiadas de coronavirus.

Ellos aseguraron que el Consorcio Minero Horizonte los han abandonado a su suerte, por lo que piden la intervención de las autoridades del Ministerio de Energía y Minas y del Ministerio de Salud para que sus compañeros puedan pasar por las pruebas de covid-19.

“Estamos trabajando seguido 90 días, este consorcio Horizonte no ha paralizado en ningún momento la cuarentena y encima ahora nos abandona sin asistencia médica y medicinas en el tópico. Lo que exigimos urgente es que las autoridades nacionales intervengan, queremos que se realice las pruebas rápidas y moleculares a todo el personal y todos los sanos regresar a nuestro lugar de origen”, protestaron.

Al lugar de los hechos se hicieron presentes el subprefecto de Retamas y agentes policiales del distrito de Llacuabamba para conocer de cerca la problemática de los mineros, que se dedican a extraer oro.

“Tenemos un residente, un ingeniero, un médico, 12 agentes de seguridad y ocho trabajadores y choferes contagiados, además otros están con los síntomas. Lo peor de todo es que estamos expuestos al alto riesgo de contagio porque vivimos en condiciones de hacinamiento, por eso la preocupación. Ayúdennos nuestra vida está en riesgo”, sentenciaron.

Entre los manifestantes existen más de 200 ciudadanos de Chimbote, quienes también piden que los ayuden a regresar a su lugar de origen.

La Industria