Toma de campamento minero en Huarochirí no tuvo tintes políticos.

HUAROCHIRÍ – LIMA. El pasado viernes 18 de junio, comuneros del distrito de San Lorenzo de Quinti, provincia de Huarochirí, se reunieron en la plaza principal de la localidad para dirigirse pacíficamente al campamento minero de la Compañía Minera Prospex S.A.C. El objetivo principal era reunirse con el gerente general para exigirle que la empresa deje de contaminar la cuenca del río Mala, específicamente la laguna Suyoc.

Al no haber llegado a un acuerdo, los comuneros decidieron ingresar al campamento e incendiaron los ambientes del lugar, una camioneta, un cargador frontal y dos motocicletas. Asimismo, dos personas sufrieron heridas leves. Los agentes policiales de la comisaría del distrito no pudieron contener a la multitud. Debido a eso, pidieron refuerzos a la Sección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional. Ya por la tarde, la protesta fue controlada por los agentes.

Sin embargo, esta no sería la primera vez que los integrantes de la Comunidad Campesina de Llacuas, distrito de San Lorenzo de Quinti, intentan comunicarse con la empresa minera. En mayo, enviaron un oficio a la Administración Local de Agua Mala Omas Cañete diciendo que la compañía viene realizando explotación minera en la cuenca del río Mala, pese a que la comunidad no había dado su aprobación.

Desinformación 

La Republica
Fuente: Perú Check.

Ante este evento y teniendo en cuenta la extrema polarización que vivimos debido a la segunda vuelta entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori, en las redes sociales estuvieron circulando diferentes versiones del suceso. “Hoy invadieron la mina 800 comunistas y nos incendiaron el campamento, las maquinarias le rompieron la cabeza al comisario de la PNP y atacaron a los 30 PNP de Chosica, todo esto es arriba de San Mateo, en Lima a 4800 metros de altura”, decía una publicación de Instagram.

No obstante, Perú Check desmintió todas estas noticias. El ministro del Interior, José Elice, manifestó que el evento no estaba relacionado con la contienda electoral, sino que «fue un hecho aislado, que no tiene que ver con otros sucesos políticos”. Por su parte, el coronel jefe de la División Policial Chosica, Gilberto Castañeda, quien estuvo a cargo de la operación, precisó que se trató de una movilización organizada por alcaldes y dirigentes del distrito de San Lorenzo de Quinti.

Según señaló Castañeda, Prospex solicitó resguardo policial una semana atrás, ya que los alcaldes de la zona estaban organizando una movilización “supuestamente pacífica” hacia la minera la contaminación del agua. El coronel agregó que se coordinó con los alcaldes y dirigentes para ser atendidos por el ingeniero y el personal de la mina. Ellos les informaron que los resultado era “negativo para la contaminación” (sic). Sin embargo, Castañeda consideró que la población fue “intransigente”.

“Aprovecharon la superioridad numérica para desbordar la zona de cerro y empezar a quemar los vehículos y maquinaria pesada”, dijo. Durante el enfrentamiento, una capitán fue alcanzada por una piedra arrojada que rebotó y le impactó en el parietal izquierdo, provocando una contusión. La oficial fue atendida de inmediato. La herida no fue de gravedad.

Fuente: El Comercio y Perú Check.