“Te escucho, docente”: soporte emocional para maestros y maestras

Más allá del entusiasmo, dedicación y creatividad que los docentes ponen en cada lección que imparten detrás de una pantalla, las trasformaciones ocasionadas por la pandemia afectan su salud física y emocional. Los profesores de escuelas públicas se han convertido, como hace poco reconoció el ministro de Educación, en “profesionales de primera línea” que, además de adaptarse al nuevo formato de enseñanza en tiempo récord, vienen afrontando grandes desafíos.

Para ellos, el Ministerio de Educación (Minedu) lanzó en agosto “Te escucho, docente”: un portal web con contenidos y materiales gratuitos para ayudarlos a manejar los grandes niveles de tensión y ansiedad que están experimentando. Al acercarse a estos recursos, los profesores podrán encontrar el equipamiento necesario para cuidar de su bienestar durante el trabajo remoto y la emergencia sanitaria.

DIAGNÓSTICO ALARMANTE
Estadísticas  mundiales de la Unesco revelan que al menos 63 millones de docentes de enseñanza primaria y secundaria se han visto afectados por las trasformaciones que ocasionó el Covid-19. En esa línea, la directora de Ser Centro Psicológico, Mariella Huerta, considera que esta crisis no solo ha elevado los niveles de angustia y estrés en muchos profesores, sino que también ha despertado otros sentimientos como miedo, preocupación, soledad, tristeza, enojo y desesperación como reacción al aislamiento social y a los temores propios de la supervivencia. Otros incluso pueden experimentar cuadros de depresión.

Las consecuencias también impactan en los educadores a nivel físico. Según la especialista, taquicardia, presión en el pecho, dolores gastrointestinales, contracturas musculares y hasta dificultad para deglutir pueden aparecer como respuesta a emociones intensas. “ Es probable que hayan lidiado con episodios ansiosos con síntomas físicos como trastornos en el sueño”, refiere.

TE ESCUCHO, TE AYUDO
Considerando estos efectos altamente nocivos para la salud integral de los maestros, “Te escucho, docente” ofrece un servicio de primeros auxilios psicológicos que cuenta con la asistencia técnica de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Para acceder a esta atención, los interesados deben llenar un formulario con sus datos personales – los cuales estarán protegidos— e indicar si desean el servicio de acompañamiento socioemocional. Una vez completado el registro, un equipo de psicólogos se pondrá en contacto con el profesor o profesora que necesite la atención personalizada.

Adicionalmente, el portal despliega en su interfaz una lista de herramientas de autoayuda destinadas a brindar soporte socioemocional y cuidados de la salud física. En cada caso, los docentes encontrarán videos, infografías, lecturas, webinars, recursos de tipo informativo-reflexivo y protocolos sobre cómo actuar en situaciones complejas en el contexto de la pandemia como el fallecimiento de un ser querido.

También hay espacios para preguntas frecuentes, consejos y una guía orientativa que los ayudarán a abordar situaciones de los ámbitos personal y profesional. “Es importante que los docentes de cuenten con un soporte de esta naturaleza. Es una ayuda básica, inmediata y continua a lo que pueden estar atravesando”, sostiene la psicóloga Mariella Huerta.

A la fecha, el portal ya ha sido visitado por más de 56.000 docentes, según el Minedu. Y mientras nuevos recursos se añaden a él, mantienen el objetivo de posicionarse como una herramienta necesaria para cuidar de los profesores, los grandes héroes en esta emergencia educativa.

Fuente: El Comercio