Taxista de 65 años está en prisión injustamente

La Familia Ramírez Ayala, Agüero Mori, Agüero Ayala y Agüero Navarro, solicitan la cesación de la medida de prisión preventiva dictada en contra del señor Juan Noel Ramírez Cisneros, toda vez que las imágenes captadas por las cámaras de seguridad demuestran que es inocente de todo cargo que se le imputa.

Según nuestra ley, la prisión preventiva es una medida cautelar que restringe la libertad de una persona, motivo por el cual se aplica de manera EXCEPCIONAL. Ésta medida busca asegurar la materialización de una sentencia CONDENATORIA; es decir, busca asegurar la presencia del investigado en la decisión final.

El juez a solicitud del Ministerio Público, puede dictar mandato de prisión preventiva, siempre y cuando de los primeros recaudos sea posible determinar la concurrencia de tres presupuestos materiales:

1. Sospecha grave (cercana a la certeza) de la participación del imputado en la comisión del delito.

2. Que la sanción a imponerse al imputado sea superior a los 4 años.

3. Se llegue a concluir  de los antecedentes y otras circunstancias que el imputado tratará de eludir la acción de la justicia.

Como bien se aprecia de las imágenes de las cámaras de seguridad, el señor Juan Noel Ramírez Cisneros, estaba manejando a una velocidad permitida, respetando la luz verde y en una vía preferencial como es la Avenida Arenales, donde en cada cuadra hay una intersección.

En la audiencia preliminar no se tuvieron los recaudos necesarios para determinar la concurrencia de los tres presupuestos materiales para dictar una prisión preventiva,  más aún no se realizó un adecuado test de proporcionalidad para determinar la medida a aplicar.

Además, no se tomó en cuenta que el señor Juan Noel Ramírez Cisneros es una persona de 65 años de edad, que sufre de presión alta y que desde un primer momento colaboró con la justicia, hecho que demostró estando presente en la audiencia preliminar, cuando pudo enviar a su abogado.

“Como familia creemos firmemente en la justicia divina y creemos también que existen buenas personas y buenos profesionales que no permitirán que una persona inocente pase un día más privada de su libertad”.