Sujeto que violó y mató a las dos niñas en Andahuaylas estuvo preso hasta marzo

Michael Oscco Quispe (21), quien violó, degolló y enterró a dos niñas de 10 y 11 años en Andahuaylas, tiene antecedentes por violación a un niño en el 2013; el sujeto estuvo preso por seis años y salió en libertad el pasado 25 de marzo dispuesto a continuar con su vida criminal.

Oscco Quispe, natural del distrito de Pacucha, en ese momento tenía 15 años y por ser menor de edad fue internado en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación Marcavalle, en Cusco.

Meses después debido a actos de indisciplina y otras faltas cometidas en el centro de rehabilitación cusqueño fue trasladado a “Maranguita”, en Lima, permaneciendo en ese lugar hasta el término de su sentencia que se cumplió el 25 de marzo de este año.

Oscco Quispe, al cabo de seis años de internamiento,16 días después, exactamente el 10 de abril del 2019 se presenta como voluntario al Batallón de Infantería Motorizada N° 35 de Andahuaylas.

Tras permanecer acuartelado hasta el 3 de mayo de este año, solicitó permiso a sus superiores aduciendo problemas de adaptación a la vida militar. 

Poco después este recluta sería protagonista de uno de los episodios más tristes del pueblo andahuaylino luego de ser capturado por la Policía y confesar que violó y degolló a dos niñas de 10 y 11 años cuyas desapariciones fueron denunciadas por sus padres.

El día que estuvo a punto ser linchado por enardecidos pobladores Oscco Quispe narró a los policías que lo protegían, había una segunda persona llamada Erics Quispe Ruíz que también participó en la violación y posterior homicidio, habiéndole ofrecido 150 soles para que le ayude a enterrar uno de los cuerpos.  

El homicida confeso fue trasladado a la ciudad de Abancay por cuestiones de seguridad la tarde del lunes, confirmaron fuentes policiales a Radio Titanka.