Sí es recomendable el uso de doble mascarilla para contener segunda ola en Perú

El 10 de febrero, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC) recomendó que ante el surgimiento de nuevas variantes de la covid-19, más infecciosas que las originales, las personas deberían usar dos mascarillas y ajustarlas todo lo posible a las vías respiratorias, para evitar los contagios.

¿En medio de una segunda ola de contagios, y con la presencia ya certificada de otras variables del virus, esta recomendación de una entidad oficial de Estados Unidos se debería asumir en el Perú?

Leslie Soto, infectólogo del hospital nacional Cayetano Heredia, piensa que sí, pues las nuevas variantes del virus generan una mayor carga viral en ciertos espacios sin ventilación, por lo que es necesario el uso de la doble mascarilla, especialmente en lugares de aglomeración, como mercados y transporte público.

El profesional dijo a la Agencia Andina que la doble mascarilla evita, por ejemplo, que una persona contagiada y sin síntomas transmita el virus a gente cercana, ya sea en la oficina, en el mercado o en el transporte público, sobre todo si no hay buena ventilación.

“Justamente, la doble mascarilla tiene como función cubrir bien la nariz y la boca para que no haya salida de fluidos al exterior, y mejor aún si está bien presionada a la cara a fin de evitar la salida por los bordes”, señaló Soto.

Explicó que las partículas que quedan suspendidas en el aire, cuando una persona estornuda en un lugar cerrado y sin ventilación, pueden ingresar por la nariz, boca e incluso por los ojos de otra persona que no está bien protegida.

“Si yo estornudo en este momento, y está cerrado todo, las partículas grandes caen al suelo, pero las minúsculas quedan flotando un rato más”, recalcó.

Citó estudios según los cuales el 4% de las personas enfermas del covid-19 contrajeron el virus a través de los ojos. Por tal motivo, Soto insistió en la necesidad de usar doble mascarilla y también protector facial cuando acudimos a mercados o viajamos en el transporte público.

Con este tipo de protección, anotó, los pasajeros reducen el riesgo de contagiarse con las partículas que expelen los que usan mascarillas y protector facial a la vez, pero llevan la mascarilla debajo de la nariz, pensando equivocadamente que el protector facial es suficiente.

Grupo de riesgo

Soto recomendó usar doble mascarilla incluso en los hogares donde viven personas que integran el grupo de riesgo, como adultos mayores, hipertensos, diabéticos, con problemas cardiovasculares o males renales.

“Si es un grupo (familiar) donde hay personas del grupo de riesgo, se recomienda el uso de doble mascarilla, y más aún si uno de sus integrantes sale a hacer las compras para el hogar”, aseveró.

Tipo de mascarillas

El especialista aconsejó utilizar la mascarilla quirúrgica de tres pliegues o las N-95, por ser las que tienen un grado de protección de 90% a 95%, revelan recientes estudios.

Dijo que estas mascarillas deben estar bien ajustadas al rostro, tapando nariz y boca, para luego reforzar la protección con una mascarilla de tela, como las que fueron elaboradas de manera artesanal durante la primera ola, de acuerdo con las especificaciones técnicas del Ministerio de Salud (Minsa).

Mencionó un estudio hecho por una institución estadounidense que encontró un mayor grado de protección con el uso de doble mascarilla. “Hay una mayor de protección porque la N-95, que es una mascarilla quirúrgica, da una protección del 90% al 95%. Este porcentaje aumenta con el uso de una mascarilla adicional”.

En esa línea, Soto explicó que la mascarilla quirúrgica o la N-95 deben ser las primeras en ser colocadas en rostro, y encima la otra mascarilla de tela como complemento de protección, haciendo un doble nudo del cordón que va alrededor de la oreja para conseguir la presión que evite la salida de fluidos.

“Primero se coloca la mascarilla quirúrgica, que tiene tres dobleces y está hecha de un material especial, y después la mascarilla artesanal. Luego, hacer lo que sea para que se comprima y no permita la salida de fluidos por los bordes”, subrayó.

En este aspecto, la CDC norteamericana recomienda que lo mejor es colocarse una mascarilla de tela sobre una quirúrgica y de alta protección, y como alternativa sugieren una sola mascarilla de alta protección, del tipo N-95, con un refuerzo para que quede bien fijada, con nudos en los elásticos para que no queden huecos laterales.

Fuente: elperuano.pe