Semana Santa: más de mil fiscalizadores de transporte verificarán que se respeten protocolos en buses

La Autoridad de Transporte Urbano (ATU) para Lima y Callao desplegará más de 1.000 fiscalizadores de transporte durante los feriados de Semana Santa, para verificar que se respete las medidas de bioseguridad para prevenir contagios de COVID-19. Entre el 1 al 4 de abril regirá la inmovilización social obligatoria en todo el país, y solo tendrán un desplazamiento autorizado las personas que realizan trabajos esenciales.

Los equipos de fiscalización estarán en más de 100 puntos de Lima y Callao, los cuales ya fueron previamente identificados con mayor riesgo de contagio del COVID-19, indicó la ATU.

Precisó que estos puntos se van actualizando según el nivel del avance de casos positivos del virus, considerando para ello, los paraderos con mayores niveles de incumplimiento, la alta densidad poblacional, además de la proximidad a mercados y empresas.

“El objetivo de la ATU con esta estrategia de fiscalización es minimizar el riesgo de que los paraderos y vehículos que prestan el servicio público de transporte terrestre de personas se conviertan en una fuente de contagio del coronavirus″, agrega el comunicado.

Aclaró que el sistema de transporte público operará para permitir la movilidad de quienes prestan servicios en actividades esenciales o permitidas como policías, enfermeras, médicos, militares, entre otros.

La ATU recordó que las unidades autorizadas para prestar el servicio de taxi podrán operar las 24 horas, en tanto el transporte regular trabajará de 5 a.m. a 9 p.m. y el Metropolitano, Corredores Complementarios y Línea 1 del Metro de Lima y Callao de 6 a. m. a 12 p.m. y de 4 p.m. a 9 p.m.