Secta sexual Nxivm: condenan a 120 años de cárcel a líder que violaba menores de edad

Un tribunal de Nueva York, Estados Unidos, sentenció el martes 27 de octubre a 120 años de prisión a Keith Raniere, fundador y líder de una secta Nxivm, acusado de reclutar a mujeres para convertirlas en esclavas sexuales.

El juez Nicholas Garaufis emitió la condena tras cinco horas de audiencia que incluyó los testimonios de mujeres víctimas de tráfico sexual, un delito por el que Raniere fue declarado culpable en julio de 2019, además de pornografía infantil y crimen organizado.

Raniere, quien fue arrestado en 2018 en una mansión en Puerto Vallarta (México), niega las acusaciones y sostiene que Nxivm era un grupo femenino de autoayuda.

“Destruyó mi familia”

La primera en declarar fue una mujer mexicana identificada como Camila, quien fue abusada por Raniere desde los 15 años (él tenía 45). “Jugó con mi mente por tanto tiempo que tratar de encontrar la fortaleza y claridad para contar mi historia. Ha sido un viaje difícil y doloroso”, sostuvo ante un juez, según Reuters.

Sin embargo, dos miembros de su familia, su padre y hermana, continuaron apoyando a Raniere. “Destruyó mi familia”, contó Camila. Los fiscales del caso utilizaron fotografías íntimas de la víctima para acusarlo de pornografía infantil.

Daniela, otra miembro de la secta, contó que la “prepararon” por semanas antes de que cumpliese 18 años para que Raniere pudiese tener relaciones sexuales con ella. Tras la violación quedó embarazada, junto a sus hermanas, pero fueron obligadas a abortar, según BBC.

Keith Raniere fundó Nxivm, la oscura organización de autoayuda acusada de ser una secta de esclavitud sexual. Foto: captura de YouTube
Keith Raniere fundó Nxivm, la oscura organización de autoayuda acusada de ser una secta de esclavitud sexual. Foto: captura de YouTube

Marcaban a sus víctimas

Creado en 1998 y con sede en Albany, Nueva York, el grupo Nxivm se definía como “una comunidad guiada por principios humanitarios que buscan empoderar a la gente”, la cual aseguraba tener 16.000 integrantes en centros de Estados Unidos, Canadá y Centroamérica.

Pero, en realidad, Raniere, de 60 años, lideraba un sistema de esclavitud sexual de mujeres bajo el esquema secreto llamado “DOS”, en el que las víctimas debían enviar fotos desnudas y otros materiales comprometedores, que podían ser usados para extorsionarlas si intentaban abandonar el grupo.

A algunas víctimas les marcaban la piel con las iniciales de su nombre.

Las seguidoras del grupo eran marcadas con un cauterizador en la zona pélvica. Foto: FBI
Las seguidoras del grupo eran marcadas con un cauterizador en la zona pélvica. Foto: FBI

Según el informe policial, la secta era integrada por actrices de Hollywood, millonarias e incluso a uno de los hijos del expresidente mexicano Carlos Salinas y la hija del dueño del periódico mexicano Reforma.

Allison Mack, actriz de la serie Smallville, confesó ser cómplice de Raniere y se declaró culpable en abril del año pasado de haber reclutado a mujeres asegurándoles que se unían a un grupo de orientación personal.

No se arrepiente de nada

Por su parte, Keith Raniere volvió a defender su inocencia. “Es cierto que no me arrepiento de los crímenes que creo que, de hecho, no he cometido. Pero sí me arrepiento profundamente de todo este dolor”, dijo ante la corte.

Fuente: La República