Se quita la tanga y la usa como mascarilla para evitar ser expulsada de tienda

Una mujer dejó sorprendidos a los clientes de un supermercado luego de que se quitó su ropa interior y la usó como mascarilla para cumplir con la recomendación sanitaria por la pandemia.

La insólita acción se originó debido a que un elemento de seguridad del centro comercial le advirtiera que no sería atendida en el área de cajas si no acataba el protocolo sanitario.

Como consecuencia, la clienta muy molesta se inclinó, metió su mano debajo de su vestido, se quitó la ropa interior, frente a clientes y empleados, y se la colocó en el rostro para ‘improvisar’ una mascarilla.

Las imágenes dividieron la opinión de los usuarios quienes aplaudieron el ingenio de la mujer para “cumplir” con la norma, pero hubo otros que la desaprobaron por ser antihigiénico.