Se fue hacer un piercing y terminó dopada y violada por tatuador

El pasado 4 de junio una mujer de 19 años en la compañía de su amiga fueron al stand 347 del establecimiento comercial ‘Galería Cristal’, el cual funciona como un local para realizarse tatuajes o piercing.

En primer momento el sujeto acusado se presentó muy amigable y confiable respondió al nombre de Samuel Olaza Orejón.

Terrible experiencia

La víctima afirma que el sujeto una vez que le puso el piercing se mostró muy amable y le invito cerveza y comida, sin imaginar que la bebida tenía una sustancia que le provocaría la perdida de conocimiento.

La mujer trató de recobrar la conciencia para ver a su amiga e irse del lugar, pues sabía que estaba en riesgo sin embargo, minutos después se desmayó sin saber que paso posteriormente.

Se sabe que Olaza la llevó aprovechándose de su estado a un hotel por la zona para abusar de ella sexualmente.

«Cuando yo vi que mi amiga se puso mal, lo que atiné es querer irme con ella porque sabía que algo no estaba bien. Luego de eso perdí el conocimiento. No sé cómo llegué al otro lugar donde desperté”, dijo la víctima.

Familia preocupada

Los familiares al notar la ausencia de su hija no dudaron en denunciar su desaparición sin imaginar que la adolescente ya había sido ultrajada.

Gracias a las declaraciones de los testigos en el local agentes de la Policía Nacional del Perú pudo dar con el sujeto en el hotel donde había cometido el delito.

Agresor detenido

Samuel Olaza Orejón fue detenido de inmediato por los agentes y la víctima paso por exámenes médicos que confirmaron la agresión sexual por parte del sujeto. El implicado pasará a manos del Ministerio Público para su sentencia.

“Yo no le di esas confianzas para que pasen esas cosas. Espero que la justicia haga lo que tenga que hacer. Que le den todos los años posibles en la cárcel, y no vuelva hacer daño a otra persona más”, finalizó la víctima.