Se cierra el gigantesco agujero de ozono en el Ártico

A finales de marzo, los científicos anunciaron una abertura nunca antes detectada en la capa de ozono del Ártico. El inusual fenómeno se produjo por un flujo turbulento de aire frío (vórtice polar) que llevó sustancias que destruyeron las moléculas de ozono en la estratósfera. Pero la situación dio un giro en los últimos días.

“El agujero de ozono sin precedentes del hemisferio norte en 2020 ha llegado a su fin. El vórtice polar se ha dividido, pemitiendo la irrupción de aire rico en ozono en el Ártico”, afirma en su cuenta de Twitter el Servicio de Monitoreo de Atmosfera Copernicus, que señala que la situación ha seguido sus pronósticos de la semana pasada.

Fuente: La República