Se bajó a pedir disculpas porque casi atropella a un bebé, pero el padre lo noqueó

Le salió caro. Un hombre no se percató que una pareja cruzaba la pista con su bebé y casi los arrolla, especialmente al bebé. Por la culpa, el conductor tuvo la brillante idea de bajarse del carro y pedir disculpas, pero todo le salió mal.

Lejos de sentirse indiferente, el hombre se mostró realmente arrepentido por el descuido que pudo terminar en tragedia. Este hecho ha generado polémica por la actitud del conductor. Algunos consideran que es perdonable, mientras otros creen que no por el  tremendo susto ocasionado.

La grabación que ha sido difundida, se ve como, tras el puñetazo, el hombre se cuenta de la gravedad del asunto e intenta socorrerlo. Sin embargo, lo hizo solo por algunos segundos.