Salvan fertilidad de mujer de 30 años con cáncer de cuello uterino.

Tras una compleja cirugía, un equipo de médicos de la especialidad de oncología quirúrgica y ginecológica del hospital María Auxiliadora, logró que una paciente no perdiera la posibilidad de concebir un bebé al extirparle del cuello una zona afectada por cáncer.


María Leyva Flores llegó al hospital hace aproximadamente un mes, siendo atendida por el servicio de oncología ginecológica, donde le realizaron diversos exámenes, entre ellos un cono leep (procedimiento no invasivo), y le diagnosticaron la patología de carcinoma epidermoide infiltrante de cuello uterino.

El médico asistente del servicio de oncología quirúrgica, Percy Rosazza Zamora, explicó que a la paciente por ser una joven de 30 años y tener un solo bebé, le plantearon dos tipos de cirugía: una que es extirparle el útero, sacar ganglios y parámetros hasta hueso pélvico, y la segunda, realizar una traquelectomia radical.


“Con esta opción, podía conservar parte de su útero con la finalidad de que pueda tener un bebé más. Optaron por la segunda”, comentó.


El martes 26 de abril de 2022, la paciente ingresó a sala de operaciones bajo la conducción de Rosazza Zamora, José Mejía y los profesionales de las especialidades de oncología quirúrgica, ginecológica y anestesiología del hospital María Auxiliadora.

Tras cinco horas y media realizaron la compleja técnica quirúrgica de traquelectomía radical, logrando extraerle la zona afectada y conservando parte del útero para preservar la fertilidad de la paciente, y darle posibilidad de que pueda gestar en tres años, acompañada de fertilidad asistida.


Tras la operación, se espera la recuperación óptima de la paciente y los resultados de patología para que sea transferida al servicio de fertilidad, indico Rosazza Zamora.

Fuente: Andina.