¿Tienes pecas y las odias? pues va a dejar de hacerlo, incluso vas a empezar ha agarrarles mucho cariño. Resulta que estas manchitas pequeñitas que  aparecen en la piel, y que en cantidades moderadas pueden resultar adorables, tienen una explicación científica. Así lo explica el canal de ciencia SciShow en YouTube.

Al parecer las pecas las producen una células llamadas melanocitos, que forman pequeñas áreas de la piel con un aumento en la melanina. Aunque suene preocupante en realidad no lo es, la melanina es sólo la proteína que produce el color de piel, ojos y pelo, por lo que cuando hay más cantidad en unas células que en otras se producen las pecas.

Cuando las pecas salen por haber tomado el sol no significa que hayas pasado demasiado tiempo bronceándote o que no te hayas echado suficiente crema, es que tu propia piel usa un protector solar natural contra los rayos UV.

Vienen y van dependiendo de cuánto estás expuesto al sol, por eso tus pecas se desvanecen en el invierno. Sin embargo, no debe confundirse con otro tipo de manchas y ante cualquier duda, vete al dermatólogo para que te eche un vistazo.

Sólo una cosa más, que las pecas sean la manera del cuerpo de protegerse del sol no significa que tengas barra libre para tomarlo. No te expongas en las horas centrales del día, usa crema con la protección adecuada y recuerda volver a aplicártela cada dos horas.

En conclusión, las pecas surgen de manera natural y no dañina, y en realidad te harán lucir muy dulce y sexy a la vez, amalas.