Rosario Porto, la mujer acusada de matar a su hija adoptiva de 12 años, se suicidó en prisión

Rosario Porto, la española que fue declarada culpable, junto a su marido, de asesinar en 2013 a la pequeña Asunta Yong Fa, hija adoptiva de ambos, en uno de los sucesos más mediáticos de los últimos años en España, fue hallada este miércoles sin vida en la celda de la prisión donde cumplía una condena de 18 años.

El crimen de la pequeña, de 12 años, causó tal impacto en la sociedad española que fue seguido con enorme interés a través de los medios de comunicación y fue llevado a la televisión en un documental, “Lo que la verdad esconde: caso Asunta”, emitido en mayo de 2017.

Ya había intentado suicidarse

Rosario Porto, abogada de profesión, cumplía la pena por el asesinato de su hija adoptiva y había completado 7 años en tres prisiones distintas. Ya había intentado quitarse la vida en otras ocasiones, por lo que en todos los centros se le había aplicado protocolos antisuicidio. El 12 de noviembre de 2018 se enroscó un cordón alrededor del cuello estando en la ducha, pero llamó a su compañera de celda alertándola de lo que estaba haciendo, por lo que los funcionarios acudieron de inmediato y el episodio terminó ahí. Autoridades explicaron que no saben si se trata de un intento de llamar la atención a modo de protesta o si, en efecto, pretendía poner fin a su vida al encontrarse deprimida.

Previamente también había tratado de autolesionarse y el 24 de febrero de 2017 tras ingerir un medicamento que tomaba habitualmente por prescripción médica y fue ingresada a un hospital. En los distintos centros penitenciarios por los que han pasado se le han aplicado protocolos antisuicidio en diversas ocasiones.

Funcionarios de la cárcel de Brieva, en la provincia española de Ávila (centro), la encontraron hoy muerta, ahorcada con un cinturón de tela atado a la ventana, informaron a Efe fuentes penitenciarias, quienes señalaron que tenía toda la celda recogida, incluidas pertenencias, lo que hace pensar que tenía meditada su decisión.

El crimen

La noche del 21 de septiembre del año 2013 Rosario Porto y Alfonso Basterra denuncian la desaparición de su hija, Asunta Yong Fang, una niña de 12 años de origen chino, adoptada por el entonces matrimonio, que después se separó, cuando apenas tenía un año.

Asunta fue encontrada sin vida en una pista forestal de una pequeña localidad gallega el 22 de septiembre de 2013 con síntomas de asfixia.

Rosario Porto y su esposo Alfonso Basterra fueron acusados por el crimen de la pequeña Asunta.

Rosario Porto y su esposo Alfonso Basterra fueron acusados por el crimen de la pequeña Asunta.

En pocos días, las autoridades arrestan a Porto y Basterra, que son imputados de un presunto delito de homicidio por “las incongruencias y ambigüedades”, así como por las “versiones contradictorias” en sus declaraciones. El juez los encarcela preventivamente.

El crimen de Asunta fue sometido a la decisión de un jurado popular, que declaró culpables de la muerte de la niña a Rosario y a su marido, Alfonso Basterra. El jurado consideró que los dos acusados, que estaban separados en la época del suceso, mataron a la pequeña de acuerdo a un plan “concordado” entre ambos y que la víctima no tuvo posibilidad alguna de defenderse.

Fuente: Peru21