Puno: Consejeros regionales y dirigentes se encadenan y protestan en puerta del Gobierno Regional

Un grupo de consejeros regionales de la región Puno protestaron, marcharon y se encadenaron denunciando presuntos actos de corrupción en el Gobierno Regional.

Se trata de los consejeros Walter Mamani, Isidro Pacohuanaco, Vidal Flores y Jorge Zúñiga, este último presidente del consejo regional de Puno, quienes, acompañados de algunos dirigentes sindicales, realizaron una movilización y se concentraron en las puertas del gobierno regional para exigir la intervención de la entidad regional.

Con megáfono en mano, cadenas en el cuerpo y algunos semidesnudos también llegaron a la sede del Ministerio Público, ubicada en la avenida Laykakota, para denunciar que pese a las constantes denuncias hechas ante la Contraloría y el Ministerio Público, no se ha intervenido la entidad y muchos menos se ha iniciado alguna acción penal contra las autoridades regionales.

“Cuando presentamos un documento en la Contraloría, aquí en la Contraloría, simplemente sus informes dicen: “podría ser”, “sería”. Sus informes no son contundentes. Entonces ¿A dónde vamos a acudir? Tenemos que seguir luchando contra la corrupción”, indicó uno de los consejeros regionales.

Las autoridades anunciaron que este 10 de noviembre se realizará una sesión donde se pedirá la suspensión del gobernador regional, Agustín Luque Chayña.
Las autoridades anunciaron que este 10 de noviembre se realizará una sesión donde se pedirá la suspensión del gobernador regional, Agustín Luque Chayña. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Blas Condori

Las autoridades anunciaron que este 10 de noviembre se realizará una sesión donde se pedirá la suspensión del gobernador regional, Agustín Luque Chayña, porque supuestamente la prima de su esposa sería la gerente de Infraestructura y responsable de la adjudicación a una empresa contratista para la construcción del hospital regional, Manuel Núñez Butrón.

La obra presupuestada en más de 329 millones de soles, donde se realizó un adelanto de 135 millones de soles y solo se ha avanzado en 1.5%. La obra se paralizó porque el Gobierno Regional elaboró mal el expediente técnico.

Los manifestantes además elaboraron un organigrama de una presunta red criminal que operaría en el gobierno regional.