Puno: Conductores que no tenían pase laboral agarran a golpes a inspectora municipal y policía

Una inspectora de transportes del municipio provincial de San Román y un agente de la Policía Nacional, en Puno, fueron agredidos físicamente por propietarios de una motocarga y una moto lineal, respectivamente, al ser intervenidos durante operativos de cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas por el Ejecutivo en la lucha contra el COVID-19.

El primer hecho ocurrió en el sector de la avenida Circunvalación Norte de Juliaca, donde el personal del municipio provincial de San Román realizaba operativo a vehículos menores. En esa circunstancia, una inspectora de transportes de la comuna intervino a la motocarga de placa 1104-9Z, que transportaba pasajeros, contraviniendo a las normas de tránsito.

El chofer de la unidad, que no quiso identificarse, no tenía licencia para conducir y ni su pase laboral, por la que la joven servidora edil ordenó internar al vehículo en el depósito municipal, lo cual generó una reacción violenta de parte del propietario de la unidad y sus allegados.

“Me quitaron y rompieron las actas, causaron daños mi celular y rompieron el chaleco”, refirió la agredida.

Los funcionarios de la municipalidad dijeron que presentarán denuncia penal en la comisaría para que identifiquen y sancionen a los agresores.

Otro hecho similar se registró en la ciudad, cuando un motociclista trató de secuestrar y agredir a un efectivo policial, que momentos antes intervino y trataba llevar el vehículo menor hasta la dependencia policial por falta de documentos.

El hecho ocurrió en la salida hacia Arequipa de Juliaca, donde el agente intervino al motociclista Claudio Calcina Uchiri (47), quien conducía el vehículo menor. Al momento de la intervención, el chofer no tenía su licencia de conducir, por lo que el suboficial PNP Daniel Mancha Chambi, ordenó trasladar la moto lineal hasta la comisaría.

Sin embargo, el conductor de la moto, en vez de dirigirse hacia la dependencia policial se desvío a toda velocidad a otro lugar, llevando al efectivo policial. Se detuvo cerca del hospital EsSalud, donde había gran cantidad de personas, quienes agredieron al agente policial. Con ayuda de otros efectivos, redujeron al chofer de la moto y lo trasladaron hasta la comisaría.

Fuente: Trome