Proyectan que el precio del pollo volverá a caer en siguientes meses

El economista Elmer Cuba, proyectó que el precio del pollo volverá a caer en los siguientes meses, porque se trata de un episodio transitorio de inflación, que el país ya ha tenido antes en forma periódica.

“De acá a un par de meses el pollo va a caer de precio, estoy seguro de eso, porque ha ocurrido antes, hay efectos de corto plazo de oferta y demanda que hace que el precio suba pero luego se estabiliza y vuelve a caer, de hecho ha sido así en los últimos 20 años, el pollo vale hoy menos que hace 20 años, eso está ocurriendo”, dijo.

Refirió que hace cinco años se vivió en el Perú una subida de precios por causas internacionales y del precio del dólar, en la cual la inflación se elevó por encima del 4%.

“Hace 10 años también y hace 15, o sea recurrentemente en los últimos 20 años con este mismo Banco Central (de Reserva) ha habido pequeños episodios de desviación de las metas (de inflación) por un tiempo, y todas tienen que ver con lo que pasa en los mercados mundiales”, explicó.

“Es cosa de esperar, y sin embargo la economía peruana en estos 15 años ha seguido creciendo, han seguido aumentando los sueldos y se han enfrentado sin ningún problema los incrementos transitorios de los precios; entonces la mejor receta es seguir creciendo”, agregó.

El economista Elmer Cuba consideró adecuado la entrega del bono anunciado por el Gobierno a las familias en pobreza para enfrentar esta alza temporal de los precios.

“También, la mejor medida para luchar contra esto (el incremento de precios) que es transitorio, es seguir creciendo, seguir generando empleo y seguir subiendo los salarios reales de manera real por el crecimiento económico”, dijo en Canal N.

“Así es cómo hemos enfrentado todos estos episodios (inflacionarios), esta no es la primera vez ni la última, siempre va a haber episodios transitorios de inflación”, agregó.

Subsidio focalizado

Asimismo, señaló que el control de precios no es una medida adecuada y tampoco lo sería la reducción del Impuesto General a las Ventas (IGV) a los alimentos, porque beneficiaría a la población que no es pobre y además sería costoso en términos fiscales.

También consideró que no sería adecuado reducir del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles, porque beneficiaría en parte a empresas que no necesitan este tipo de medidas.

“Preferiría un subsidio focalizado en las familias pobres en lugar de bajar el IGV que afecta a millones de personas, incluso a los no pobres”, afirmó. Andina