ProfeChat: Una alternativa para reforzar la educación remota en zonas rurales

A más de un año de que la educación se trasladó de las aulas a los hogares, en el marco de la crisis sanitaria por covid-19, las poblaciones que más sufrieron la desigualdad en el acceso a las clases virtuales ahora tienen una opción para reforzar sus aprendizajes. “ProfeChat”, un proyecto impulsado por la organización Conectar Para Actuar y docentes de colegios públicos, busca asistir a escolares de zonas rurales que cursen el quinto grado de secundaria.

“El quinto año de secundaria es el periodo bisagra en el que los estudiantes están a un paso de dejar la etapa escolar para enfrentarse a la formación profesional”, explica Amadeo Alvínez, un docente del Colegio San Antonio del distrito de San Miguel de El Faique, en la provincia de Huancabamba (Piura), que participó en la elaboración del proyecto.

“Si antes de la pandemia existía una brecha en educación en zonas rurales, los chicos ahora se enfrentan a un contexto de educación a distancia sin equipos electrónicos. No contaban con celulares, no contaban con una laptop, o contaban solo con un celular para toda la familia. O solo el teléfono del papá que pueden usar recién cuando este vuelve de sus labores”, agrega Alvínez.  

La realidad narrada por el profesor de Piura coincide con la evidencia recogida hasta la fecha. Solo el 22.5% de hogares en zonas rurales, de acuerdo a las últimas encuestas del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), no tiene acceso a internet. Y el 43.8% de ellos, además, es categorizada como pobre. Es decir, sin la capacidad económica de adquirir un dispositivo móvil para acceder a las clases remotas.

Según datos de la organización Creciendo con las Escuelas Rurales Multigrado del Perú (CREER), por lo menos 3 millones 315 mil 666 adultos del ámbito rural no iniciaron o terminaron la educación básica. Además 23 de cada 100 padres y madres de zonas rurales, de acuerdo al INEI, no ha terminado la secundaria.

Dicha realidad impide que los estudiantes reciban apoyo de sus padres en las tareas escolares.

“Algunos estudiantes no tienen acceso a celulares de alta o media gama para poder descargar las fichas que envían los docentes”, cuenta Christian Bautista, docente del Colegio Llicsa Chica, en otra zona rural del departamento de Piura. “En zonas rurales, el único medio que usamos es el WhatsApp mediante imágenes”, precisa.

En ese contexto, el proyecto “ProfeChat”, que busca reducir la brecha de desigualdad en educación que se vive en las zonas rurales del país, cuenta con un chat de WhatsApp que ofrece reforzamiento en matemáticas, así como tutorías y guías para padres y madres. Bajo esta modalidad, “ProfeChat” apunta a que 22 mil estudiantes de quinto de secundaria de escuelas públicas y de zonas rurales de Piura y Cajamarca accedan a esta alternativa remota.