Presidente Vizcarra afirma que faltan meses para tener la vacuna y “no podemos bajar la guardia”

El presidente Martín Vizcarra reiteró este viernes su llamado a la ciudadanía a no dejar de cumplir con las restricciones para prevenir casos del nuevo coronavirus en el país. Esto, luego de sostener que aún faltan meses para tener disponible una vacuna contra el COVID-19.

Durante una visita de trabajo a la región de Apurímac, el mandatario sostuvo que los ciudadanos no pueden ser solo observadores durante el combate a la pandemia, sino que deberían sumarse al esfuerzo en conjunto en la que participen los poderes del Estado, autoridades locales y regionales.

“Estamos juntos en este esfuerzo para derrotar al virus y no lo vamos a poder hacer si solamente estamos en una actitud pasiva de observar. Tenemos que ser todos actores de este combate contra el COVID-19. Nosotros como Gobierno Central aumentando las camas, medicamentos, pero necesitamos al gobernador y alcaldes de hacer labor de prevención”, indicó el jefe de Estado.

“Todos debemos sumar en este esfuerzo porque sabemos que la vacuna, todavía a pesar que se ve que está cerca, pero son meses que falta para tener la vacuna. No podemos bajar la guardia”, agregó.

Este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que los más probable es que el mundo entero deba esperar hasta mediados de 2021 para que se realicen las esperadas vacunaciones masivas contra el nuevo coronavirus.

“En términos realistas, no esperamos ver vacunaciones masivas hasta mediados del próximo año”, dijo hoy a la prensa la portavoz de la organización, Margaret Harris.

Cuestiona incidencia de reuniones
En otro momento, Vizcarra señaló que si bien las actividades económicas reiniciaron, los ciudadanos necesitan tener una actitud responsable en medio del estado de emergencia por coronavirus. No obstante, cuestionó que aún se reporten situaciones como reuniones sociales.

“Las actividades que hemos visto que son los focos de contagio en los últimos días y semanas que son las fiestas de carácter familiar, patronal, social, las ‘pinchanguitas’, las parrilladas de barrio se pierde la responsabilidad”, dijo el mandatario.

“Ayúdennos. Eso depende de nosotros de detener por completo y como viendo disminuyendo ya la incidencia de hospitalizados y personas fallecidas en las últimas semanas. Con el esfuerzo de todos lo vamos a hacer”, insistió.

EL jefe de Estado ofreció estas declaraciones tras realizar la inspección de las instalaciones de la Villa EsSalud de Apurímac. Adicionalmente se trasladó al Laboratorio de Diagnóstico de Pruebas Moleculares de COVID-19, de la ciudad de Abancay.