Presidente Pedro Castillo reconoció mensajes, pero negó presiones y favores

Testimonio clave. El presidente de la República, Pedro Castillo, respondió 40 preguntas de la Fiscalía en la investigación al exministro de Defensa Walter Ayala y el exsecretario de la Presidencia Bruno Pacheco sobre el presunto favorecimiento a cinco oficiales en el proceso de ascensos en el Ejército y la Fuerza Aérea.

El interrogatorio estuvo a cargo del fiscal supremo adjunto Ramiro González, coordinador del área de Denuncias Constitucionales de la Fiscalía de la Nación. González está a cargo de esta investigación y otras que se desarrollan en el despacho de la fiscal de la Nación.

El 24 y 25 de noviembre, él también se encargó de interrogar el Gral. EP José Vizcarra Álvarez y al Gral. FAP Jorge Chaparro Pinto, que denunciaron las supuestas presiones para ascender a determinados oficiales.

Se esperaba que, por tratarse del presidente de la República, participe la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. Eso no sucedió. Minutos antes de la hora prevista para la diligencia, el Ministerio Público informó que la fiscal de la Nación se encontraba con un problema de salud.

“El lunes 27 de diciembre, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos Rivera, ingresó de emergencia a una clínica local por una dolencia física, obteniendo un diagnóstico de cálculo renal que le exige tratamiento y descanso médico de 72 horas, lo que le impide participar en la diligencia”, informó la Fiscalía.

Interrogatorio

“Cumpliendo mi deber constitucional, recibí en Palacio de Gobierno a representantes de la Fiscalía, ante quienes respondí, en condición de testigo, todas las preguntas sobre los ascensos de las FF. AA., como parte de la indagación que realiza el Ministerio Público”, señaló el presidente al término de la diligencia a través de la red Twitter.

Agregó: “Nosotros damos la cara, no huimos del país, menos nos refugiamos en una embajada; tenemos la conciencia limpia, actuamos conforme a ley y los compromisos asumidos con el pueblo”.

Su abogado, Eduardo Pachas, precisó que el presidente contestó más de 40 preguntas de la Fiscalía y dos del procurador Daniel Soria.

“Se les ha dado toda la información que han solicitado. Ha reconocido los chats con el general Vizcarra y se les ha explicado el contexto en que se dieron”, precisó.

Anotó que el presidente solo consultó sobre el proceso de ascensos y que no ha realizado ninguna recomendación u otra acción especial para favorecer a alguien en específico.

En uno de los chats, el presidente le pide a Vizcarra hablar de un tema urgente, en otro le pide que se comunique con Bruno Pacheco sobre el tema de los ascensos.

“El presidente explicó que los ascensos siguieron el conducto regular. Se ha nombrado respetando el cuadro que vino del Ministerio de Defensa, no se alteraron los resultados, no se ha producido ningún ascenso irregular”, enfatizó el abogado.

De acuerdo con el procedimiento, al iniciar la diligencia, el fiscal le explicó al presidente sus derechos como testigo y le aclaró que podría guardar silencio si consideraba que alguna respuesta podría incriminarlo.

El presidente escuchó atentamente y respondió todas las preguntas y repreguntas que se le plantearon. Con base en todas las diligencias, la Fiscalía determinará si hay un elemento penal que debe investigarse y pasar a investigación preparatoria o archiva el caso.

Igualmente, trascendió que señaló que conocía a los oficiales Ciro Bocanegra Loayza, Carlos Sánchez Cahuancama, Edgar Briceño Camero, Carlos Castillo Ruiz y Herbert Vilca Vargas por su trabajo en Palacio de Gobierno a partir de julio.

Sobre Bruno Pacheco, dijo que le encomendó estar atento al cuadro que enviará el Ministerio de Defensa para proceder a realizar los ascensos. Rechazó haberle pedido que realice una gestión irregular.

Nueva diligencia

Horas antes del interrogatorio, la fiscal anticorrupción de Lima Janny Sánchez-Porturas abrió investigación preliminar al empresario Samir Abudayeh por la adjudicación directa de un contrato a la empresa Herco Combustibles para abastecimiento de combustible turbo A-1 para las aeronaves de la FAP en Iquitos.

Fiscalía. Fiscal Ramiro González se abstuvo de declarar a la prensa sobre la investigación. Foto: Marco Cotrina/La República
Fiscalía. Fiscal Ramiro González se abstuvo de declarar a la prensa sobre la investigación. Foto: Marco Cotrina/La República

Ante lo cual, Sánchez-Porturas dispuso que la fiscal adjunta Yenny Huacchillo se apersone a Palacio de Gobierno para recoger el cuaderno de control sobre las visitas que pudiera haber realizado el referido empresario. Una información que ya ha sido pedida y recogida antes por otros fiscales.

Además, sobre las posibles visitas que oficiales de la Fuerza Aérea pudieran haber realizado a Palacio de Gobierno, durante las fechas previas y posteriores a la adjudicación realizada por la FAP.

La Fiscalía también requirió los documentos de esa adjudicación a la FAP. A través de un comunicado, la Fuerza Aérea señaló que contrató con Herco Combustibles por ser el único proveedor de diésel 1 en Pucallpa. “A partir del 2019, Herco Combustibles S.A. es la única que abastece de combustible aéreo turbo A-1 en la región Ucayali a varias entidades del Estado”, precisó la institución militar.

La Fiscalía también visitó la sede de Petroperú para recoger información sobre los contratos de las empresas de Abudayeh. La petrolera negó que alguno de sus funcionarios hubiera huido a causa de las investigaciones.

Fuente: La república