Presentan proyecto de ley que propone eliminar la inmunidad parlamentaria

El congresista de la República Jim Mamani presentó este último martes un proyecto legislativo que busca eliminar la inmunidad parlamentaria y suprimir la prohibición de procesar al presidente de la República en el ejercicio de sus funciones.

La norma busca que la Comisión Permanente del Parlamento sea el encargado de acusar a los legisladores mientras estos sigan desarrollando sus actividades y hasta cinco años después de la finalización de su gestión.

De igual manera, el proyecto de ley alcanza al jefe de Estado, los miembros de la Junta Nacional de Justicia, los ministros de Estados, miembros del Tribunal Constitucional y vocales de la Corte Suprema.

Igual suerte correrían los fiscales supremos, el defensor del Pueblo y el contralor general, quienes también podrán ser acusados por la Comisión Permanente del Pleno, el cual tomará la decisión de “suspender, inhabilitar hasta por diez años o destituir del cargo” al funcionario nacional.

Sobre el mandatario, la iniciativa del parlamentario Mamani plantea modificar el artículo 117 de la Constitución Política del Perú, con el objetivo de que el presidente sea acusado por “delitos contra el patrimonio del Estado cometidos durante su mandato o con anterioridad”.

“La finalidad de este proyecto de ley es eliminar todos los privilegios en materia penal que injustificadamente han tenido por años los altos funcionarios del Estado, siendo la más conocida la inmunidad parlamentaria, antejuicio por delito de función y la prohibición de procesar al presidente durante su mandato”, señaló el congresista Mamani.

“Hemos podido observar que la inmunidad parlamentaria se ha convertido en una herramienta de impunidad que buscan los investigados por la fiscalía para postular al Congreso (…) esta propuesta busca hacer cumplir dos principios fundamentales: la igualdad ante la ley y la lucha contra la corrupción”, agrega.

Es importante recalcar que al ser una reforma que afecta la Constitución, esta deberá aprobarse en dos legislaturas o ser sometido a un referéndum.