Precios de los alquileres podrían elevarse con aumento del Impuesto a la Renta

Como parte de la reforma tributaria, el Poder Ejecutivo tiene proyectado elevar la tasa del impuesto (IR) de la renta de primera y segunda categoría, el cual incluye las rentas por venta y alquiler de inmuebles, intereses, regalías y dividendos, entre otros.

Según explicó el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Pedro Francke, la tasa a las rentas del capital actualmente es de 5%, mientras que la tasa a las rentas de los trabajadores se ubica entre 8% y 30%, por lo cual se buscaría reducir la brecha que hay entre uno y otro.

De acuerdo a Francke, la tasa a las rentas del capital se elevaría como máximo al 10%, es decir, se podría hasta duplicar.

“Sobre las rentas de primera y segunda categoría, nosotros pensaríamos aumentarlas ligeramente, no más de 10%, a lo máximo”, adelantó Francke.

El titular del MEF precisó que muchos países en América Latina ya tienen tasas a la ganancia de capital más elevadas, pues se busca lograr más justicia.

Impacto

Aunque esta medida apunta también a elevar la recaudación, tendría un impacto en las personas naturales que tienen ingresos a través de la venta o alquiler de un inmueble.

David Zamora, socio fundador en BZ Estudio, detalló que el IR a las rentas de capital es normalmente barato porque se busca incentivar que las personas naturales puedan ahorrar e invertir su dinero en activos, por lo que si se llega a aumentar la tasa lo que generaría es que haya más informalidad en el mercado inmobiliario.

“Hay un alto índice de evasión tributaria en lo que son alquileres ya con la tasa del 5% y además que el mercado inmobiliario por la pandemia misma está golpeado. La gente no está logrando colocar sus propiedades o los inquilinos no están pagando porque no tienen dinero, al aumentar un impuesto al 10% se generará más informalidad en lugar de recaudar”, sostuvo el tributarista.

En ello también coincide Dante Sanguinetti, socio del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, ya que una potencial consecuencia sería que se incremente la evasión.

“Son pocas las personas que declaran las rentas de inmueble por arrendamiento con 5%, si esto sube a 10%, ¿cuál va a ser el nivel la evasión? Va a generar una informalidad”, advirtió Sanguinetti.

Zamora agregó que esto impactaría también a las personas naturales que obtienen ingresos de su alquiler de local, cocheras, entre otros.

En tanto, el docente de la facultad de negocios EPE UPC Jorge Ojeda dijo que esta propuesta no va dirigida específicamente a los de altos ingresos.

“La primera categoría tiene que ver con alquileres y no necesariamente es gente pudiente la que termina alquilando un inmueble. Lo que podría impulsar es que la gente que actualmente está pagando sus impuestos en base a sus alquileres termine evadiendo estos impuestos. Esto conllevaría a una reducción de lo que se recauda por alquileres”, alertó el catedrático.

Aumentarían los precios

Otra consecuencia que traería aumentar el impuesto a los alquileres y ventas de inmuebles sería que los precios se eleven.

Los expertos consultados coinciden en que al aumentarse un impuesto, ello se traslada hacia el consumidor.

“Si me dicen que de lo que te cobro le tengo que dar el 10% al Estado, te tengo que subir el alquiler”, aseveró David Zamora.

Homogeneizar tasas

El IR a la segunda categoría también incluye a las rentas por dividendos, acciones, y ganancias de capital.

Ante ello, el profesor de la Universidad del Pacífico indicó que es una tendencia internacional que las fuentes de ingresos tributen las mismas tasas, pues los dividendos solo pagan 5%, mientras que las personas naturales entre 8% y 30%.

“La tendencia internacional es que los cobros sean homogéneos y no solo eso. Cuando se revisa a algunos autores, dicen al contrario, que la rentas asociadas a activos deben estar más gravadas que las rentas asociadas al trabajo”, destacó el catedrático.

En opinión de Alarco, lo que está proponiendo el Ejecutivo es un ligero avance para homologar las tasas, a pesar de que hay recomendaciones a nivel internacional para que las rentas de capital tengan una tasa más alta a las rentas del trabajo.

Avance de la recaudación

De acuerdo a las últimas cifras de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), el impuesto a la renta de primera y segunda categoría, entre enero y setiembre de este año, recaudó S/ 3.182 millones.

A detalle, solo en setiembre el impuesto a la renta de segunda categoría logró recaudar S/ 473 millones, lo que representó un crecimiento de 325% si se compara con el similar mes del 2020. Este desempeño se dio producto de un pago extraordinario relacionado a la distribución de dividendos. Si observamos lo recaudado entre enero y setiembre, la cifra asciende a S/ 2.732 millones.

En tanto, el IR de primera categoría recaudó S/ 450 millones en los primeros nueve meses del año, lo que significó un crecimiento de 12,5%.

Es oportuno que las plataformas paguen IGV

Otra medida que plantea la reforma tributaria es modificar la ley del IGV para establecer un mecanismo de recaudación para que las plataformas digitales como Netflix, Spotify, Disney Plus, entre otros, paguen dicho tributo.

Al respecto, el profesor de la Universidad del Pacífico Germán Alarco dijo que es necesario que las plataformas paguen IGV en el país, pues su uso se ha incrementado exponencialmente producto de la pandemia.

“Creo que es un buen momento para hacerlo”, agregó el catedrático.

Asimismo, subrayó que en los países europeos ya están tributando, así como en Chile y Colombia.

En efecto, en España, la plataforma Netflix pagó un total de 1 millón 125 mil 547 euros en impuestos, lo cual representó más del doble que había abonado en el 2019, según Europa Press.

Visión. En otros países ya se paga impuestos. Foto: difusión
Visión. En otros países ya se paga impuestos. Foto: difusión

Reacciones

Pedro Francke, ministro de Economía

“Es un tema que tiene su complejidad porque la movilidad del capital dificulta establecer tasas iguales entre todos, pero sí muchos países de América Latina ya tienen tasas a la ganancia de capital más elevadas”.

David Zamora, tributarista

“La gente no está logrando colocar sus propiedades o los inquilinos no están pagando porque no tienen dinero, al aumentar un impuesto al 10% se generará más informalidad en lugar de recaudar”.

Fuente: La República