Por qué dice Fujimori (sin pruebas) que ha habido fraude electoral

Mientras los peruanos actualizan sin descanso la web de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) —que comunica los votos contabilizados en la segunda vuelta electoral del pasado domingo—, la candidata Keiko Fujimori y su propio partido, Fuerza Popular, se han dedicado estos días a diseminar la sospecha de un “fraude sistemático” en dichos comicios.

Fujimori, que con el 98,3% de las actas escrutadas va en segundo lugar a unos 70.000 votos de su contrincante Pedro Castillo, denunció el lunes “indicios de fraude” presuntamente cometidos por el partido de Castillo, Perú Libre. “Hay una clara intención de boicotear la voluntad popular”, dijo en rueda de prensa.

El martes, la candidata a la segunda Vicepresidencia por el partido de Fujimori, Patricia Juárez, insistió en que hay denuncias de “hechos que no corresponden a un proceso donde se quiera respetar la voluntad popular”.

Los organismos electorales del Perú han echado por tierra estas acusaciones, desmontando uno por uno los bulos que se estarían difundiendo desde una parte de la bancada de Fuerza Popular (y que las redes sociales se están tomando en general a guasa y con memes, aunque también con temor por los antecedentes del padre de la candidata, Alberto Fujimori).