Policías estarían implicados en traslado de dos toneladas de droga en Puno

La incautación de dos toneladas de marihuana creepy valorizada en 12 millones de dólares, abrió una nueva línea de investigación. No descartan la participación de malos miembros de la Policía Nacional en el transporte de la mercadería requisada en el distrito de Pomata, al sur de Puno

Fuentes del Ministerio Público y la División Antidrogas, trabajan dos hipótesis. La primera es establecer cómo llegó la droga a Puno, procedente de Colombia. Las autoridades policiales debieron advertir el traslado del alucinógeno considerando la cantidad y la ruta.

Otro aspecto a investigar es un presunto arranche de marihuana por parte de agentes encubiertos de la Policía Nacional. Para que esto sea investigado uno de los detenidos dejó entrever que les habían quitado parte de su cargamento. Esto despertó la alerta en los investigadores quienes de inmediato iniciaron acciones. El caso pasó a investigarse en extrema reserva, según fuentes de la Policía Nacional.

La intervención de las dos toneladas de droga se efectuó en la comunidad Huapaca Santiago, distrito de Pomata, provincia de Chucuito. Contó con la participación de un grupo de fiscales del Subsistema Especializado contra el Crimen Organizado y más de 120 efectivos policiales.

Dos ciudadanos bolivianos y cuatro peruanos fueron capturados en este operativo realizado el último 25 de mayo. Estos pensaron que no los iban a detener y fue en esa circunstancia que dejaron entrever que tiempo atrás habían tenido contacto con otros supuestos policías.

Los miembros del orden les cayeron encima luego que los bolivianos llegaron para llevarse la mercadería. Toda la logística de traslado ya la tenían lista en puntos estratégicos entre la frontera entre Perú y Bolivia, vía el distrito fronterizo de Desaguadero, al sur de la ciudad de Puno. El fiscal Jorge Chávez Cotrina, llegó para supervisar la intervención.