Policía en cacería de integrante de banda criminal que fugó de arresto domiciliario

La PNP desde la noche del martes último busca a Jeampierre Renato Fernández Talavera (23), alias “Gordo Talavera”, natural de Arequipa, miembro de la banda criminal “Los malditos injertos de Characato” que escapó del arresto domiciliario por delito de robo agravado que cumplía en el inmueble alquilado en la urbanización Monte Verde II Etapa, Mz. B, Lt. 20, luego que el policía que lo custodiaba fue encañonado, golpeado y maniatado, en Tacna.

El jefe policial de Tacna, coronel PNP Martín Cárdenas Carpio, señaló que dicho delincuente para fugar fue apoyado por su cónyuge Marjorie Jimena Vásquez Rendón y un varón en proceso de investigación que ingresó a la casa armado, llevándose además una pistola Pietro Bereta con 10 municiones del SO2 PNP Henry A.A.

Horas después de la fuga del reo, que había obtenido el beneficio del arresto domiciliario amparado en el D.L. 1513 para deshacinar los penales por la emergencia sanitaria del coronavirus, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Tacna, que despacha el juez Yuri Maquera Rivera, revocó el arresto domiciliario de Fernández Talavera y ordenó su captura para ser internado en el penal de Pocollay.

Según la PNP, el  6 de marzo de 2020 los agentes de Robos del Depincri desbarataron a la banda “Los malditos injertos de Characato” dedicada a secuestros al paso y robo de dinero a sus víctimas.

Esa vez, entre la avenida  avenida Coronel Mendoza y pasaje Viacava, policías interceptaron vehículos con placas falsas y redujeron a los presuntos delincuentes Miguel Ángel Castillo (37), José Vilca Gonzáles (41), Antony Ronco Cárdenas (34), César Quispe Castillo (43), Julián Asillo Gonzáles (22), Julio Choque Quispe (27) y Jeampierre Fernández, por robo agravado con amenazas en agravio de Diana L.D. y Vilma B.D.

Los siete individuos fueron enviados a la cárcel en medida de prisión preventiva por 9 meses, pero en agosto de ese año el procesado Fernández mediante su abogado Cristian Alvitez pidió el arresto domiciliario aduciendo ser vulnerable al coronavirus.

Al respecto, el Poder Judicial indicó que la custodia del procesado Jeampierre Fernández Talavera estaba a cargo de la Policía Nacional, además que el Ministerio Público no había sustentado la apelación que hizo a la medida de arresto domiciliario que dictó el juez Yuri Maquera en agosto del 2020.