PJ otorgó más de 9,000 medidas de protección a víctimas de violencia en Lima Norte

La Corte Superior de Justicia de Lima Norte (CSJLN) informó que de enero a julio de este año dictó 9,113 medidas de protección para los casos de violencia contra la mujer y otro miembro del grupo familiar considerados de riesgo severo y muy severo.

El presidente de la CSJLN, Vicente Pinedo Coa, explicó que las medidas de protección son resultado de los 11,528 casos que resolvieron durante ese periodo los nueve juzgados especializados en violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar.

Los otros 2,415 no alcanzaron la medida cautelar porque la Policía Nacional o el Ministerio Público no lograron presentar las pruebas suficientes para que se dicte la sanción, precisó.

“Los casos que obtuvieron la medida de protección fueron calificados como delitos contra la vida, el cuerpo y la salud, pues fueron denuncias por agresiones en contra de la mujer o integrantes del grupo familiar, lesiones leves y feminicidio”, señaló Pinedo Oca a la Agencia Andina.

Estadísticas de la violencia en la CSJLN

De la carga procesal que tiene la CSJLN —su jurisdicción comprende los distritos de Independencia, San Martín, Los Olivos, Comas y Carabayllo, así como la provincia limeña de Canta—, las denuncias por violencia contra la mujer u otro miembro de la familia representan el 18 %, después de los delitos contra el patrimonio (25 %) y antes de la omisión de asistencia familiar o pensión de alimentos (15 %).

Mientras que de la carga procesal relacionada solo con los delitos contra el cuerpo, la vida y la salud, las denuncias por agresiones a las mujeres o un miembro de la familia representan el 44 %; lesiones leves por violencia familiar, 23 %, y feminicidio, 4 %. Además, otro tipo de lesiones graves, 6 %; homicidio simple, 6 %, y asesinato, 2 %.

“Es el momento de diseñar políticas públicas que atiendan estos problemas culturales y de educación que se presentan en las familias pues no se están resolviendo dentro de ellas. Los padres tienen que aprender a cuidar a sus hijos y asumir sus responsabilidades”, aseveró el magistrado.

Si bien las denuncias por violencia familiar disminuyeron notablemente entre abril, mayo y junio por la cuarentena decretada por el Gobierno para frenar el avance del nuevo coronavirus en el país, a partir de julio comenzaron a incrementarse, reconoció.

Manifestó que la flexibilización del toque de queda, las reuniones ilegales que se organizan en casa o fuera de ella y el consumo de alcohol son algunas de las razones que explican el aumento de estas denuncias.

Compromiso con las víctimas de la violencia familiar

Pinedo Oca resaltó que gracias a la gestión de calidad que desarrollan los juzgados especializados en cumplimiento de la norma ISO 9001:2015, implementada por la CSJLN en 2018, los casos calificados de riesgo severo y muy severos se atendieron en menos de cuatro horas a partir de este año.

“Mi compromiso con las víctimas es atender sus casos con celeridad, por eso las medidas de protección ya no demoran 24 horas como ocurría antes, porque el sistema de interoperabilidad entre la Policía Nacional y los juzgados especializados, con nuestra mesa de partes electrónica funciona de manera eficiente”, subrayó.

Recientemente el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial felicitó a la CSJLN por haber resuelto más expedientes de los ingresados en el primer semestre de ese año, como también a la Corte Superior de Piura y la Corte Superior de La Libertad que, juntas, descargaron más de 2,000 expedientes principales en etapa de trámite.