Peruanos en India: “Ya no se puede pelear con el virus, es el apocalipsis”

India pugna con una catástrofe sanitaria debido al coronavirus. La nación asiática se ha acostumbrado a romper récords de cifras en medio de una agresiva segunda ola en la que se sigue sin atisbar su pico. Este sábado 1 de mayo, el país superó por primera vez los 400.000 contagios diarios, mientras que más de 3.500 pacientes fallecieron en las últimas 24 horas.

La rapidez con la que se ha expandido la COVID-19 en cuestión de semanas ha provocado una severa crisis de suministros en un país que a principios del mes de febrero, cuando notificaba menos de 10.000 casos diarios, sentía que lo peor de la pandemia ya había pasado.

La nación lleva diez días acelerando la producción de oxígeno para distribuir entre las regiones que presentan un alto porcentaje de pacientes severos de COVID-19, como es el caso de Nueva Delhi. En India viven 270 ciudadanos del Perú, de los cuales quince contrajeron la enfermedad (uno fue de gravedad).

Aunque hasta el momento no se registraron decesos de connacionales, según confirmó el embajador Carlos Polo Castañeda a Canal N, el miedo es mayúsculo. Lourdes Campos vive en Nueva Delhi, la capital. Allí los hospitales de la ciudad están saturados, faltan camas, oxígeno y hay gente que muere esperando a las puertas de los centros médicos sin recibir ningún tratamiento.