Perú: Evaluarán reactivar servicio de delivery de restaurantes a partir del 4 de mayo

El presidente Martín Vizcarra adelantó que a partir del 4 de mayo habrá una reinicio gradual y calculado de algunas actividades económicas y productivas actualmente paralizadas por el estado de emergencia, y que uno de esos servicios podría ser el reparto de comida a domicilio o delivery, a cargo de restaurantes, de acuerdo con la evaluación que haga una comisión especial que será oficializada mañana.

Señaló que definitivamente los restaurantes no podrán aún funcionar a puertas abiertas, como lo estaban haciendo hasta antes de la emergencia, porque eso generaría aglomeración y acercamiento de personas, lo que puede activar el contagio por coronavirus, pero que sí podrían repartir comida a domicilio.

“Un restaurante no puede funcionar de esa forma, con la presencia física, pero si podrían vender sus alimentos, sus productos, por delivery, siempre y cuando garanticen el cumplimiento de un protocolo que cuide al personal que trabaja en el restaurante y que cuide el traslado hasta el domicilio (del cliente) que lo requiere”, señaló.

Evaluación
Indicó que el delivery de comidas no es solo un pedido “constante y permanente” de muchos hogares en el Perú, sino que en otros países en cuarentena también se ha activado, lo que obliga en el Perú hacer una evaluación. “Esa es una de las actividades que podrían realizarse, entre otras, de acuerdo con el planteamiento que formule la comisión especial”.

Tal como lo anunció el Jefe del Estado en su conferencia en Palacio de Gobierno, mañana será oficializada una comisión especial que evaluará y consensuará la propuesta del Consejo de Ministro para el reinicio de actividades, dependiendo de las características de cada sector.

Esa comisión estará integrada por un representante de los gobiernos regionales, de los empresarios, universidades, trabajadores y medios de comunicación.

Vizcarra destacó la presencia de las regiones, pues sostuvo que Lima no es el Perú, y que cada departamento tiene una realidad distinta y una percepción propia que debe ser atendida por el Gobierno. ElPeruano