Periodista de la agencia Reuters fue deportado al querer ingresar al Líbano para un reportaje.

La agencia internacional de noticias Reuters denunció este viernes que uno de sus periodistas fue deportado desde el Líbano cuando intentó ingresar en el país para hacer una cobertura el pasado 2 de agosto, dos días antes del primer aniversario de la gran explosión que sacudió Beirut.

La agencia británica aseguró en una información que Suleiman al Khalidi, de nacionalidad jordana, voló desde este país a Beirut, pero una vez en el aeropuerto de la capital libanesa los agentes de control de pasaportes le pidieron que entregara su ordenador portátil y teléfono corporativos, a lo que se negó.

A continuación fue llevado a un centro de deportación donde pasó la noche para ser enviado de vuelta a Jordania al día siguiente.

Reuters escribió a las autoridades libanesas pidiéndoles explicaciones por el trato a su reportero a lo que la Dirección General de la Seguridad General del país mediterráneo les respondió con un carta asegurando que la expulsión no tuvo que ver con su trabajo como periodista.

“La prohibición de entrada al Líbano es una decisión puramente soberana del Estado libanés y no tiene relación con su trabajo o profesión”, decía la misiva, en la que se explicaba que se trató de un denegación de entrada ya que no se le llegó a sellar el pasaporte, según la agencia.

“Hemos protestado ante representantes del Gobierno libanés por el tratamiento del periodista de Reuters Suleiman al Jalidi y estamos buscando más información de estas autoridades, que no han proporcionado ninguna explicación por su actuación”, dijo un portavoz de Reuters en la nota.

El pasado 4 de agosto se cumplió un año desde la devastadora explosión en el puerto de Beirut que arrasó parte de la ciudad y dejó más de 200 muertos y 6.500 heridos, un aniversario que fue cubierto por medios de comunicación de todo el mundo.

Fuente: peru21.pe