Inicio TENDENCIA Periodista Christopher Acosta revela documentos sobre César Acuña

Periodista Christopher Acosta revela documentos sobre César Acuña

El periodista Christopher Acosta difundió, en sus redes sociales oficiales, documentos que acreditan las afirmaciones que publicó en su libro Plata como cancha, sobre el líder de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña. Acosta de esta manera respondió a los desmentidos del excandidato presidencial que formuló en el programa de Milagros Leiva, en Willax TV.

“Nunca fui al SIN. Nunca conocí a (Vladimiro) Montesinos. Fue una confusión. Yo nunca fui investigado por ir al SIN (Servicio de Inteligencia Nacional). Nunca me pidieron pasarme al fujimorismo”, indicó Acuña.

No obstante, el periodista Christopher Acosta divulgó las listas de visitantes al SIN entregadas al Congreso por colaboradores de Montesinos. Acuña aparece en la relación. Además, Matilde Pinchi Pinchi, exsecretaria personal de Montesinos, declaró en el mismo sentido ante la comisión investigadora del Congreso. Y proporcionó un listado de las personas que habían recibido dinero de Montesinos. En el documento aparece Acuña Peralta, quien en ese momento era congresista.

Publicidad

Además, Acosta mencionó el informe de la secretaria general de la Universidad de Lima, Bárbara Farfán Fiorani, quien el 13 de julio del 2016 comunicó a la directora de Documentación e Información Universitaria de la Sunedu, Mariella del Barco, sobre la decisión del Consejo Universitario sobre el caso de César Acuña, que aprobó un informe en el que se ratifica que este no pudo desvirtuar las imputaciones de “plagio en la elaboración de la tesis que presentara para la obtención del grado académico de maestro en Administración de Educación”. Por lo que dispuso “el retiro de la Biblioteca de la Universidad de Lima de la tesis presentada por César Acuña Peralta”.

Debido a esto, el periodista, una vez más, demuestra que en la redacción no se basó en versiones antojadizas, sino en documentación que acredita fehacientemente las situaciones que enfrentó César Acuña, que ahora pretende desmentir. No obstante, declaró: “Es mentira que plagié (en la tesis de la Universidad de Lima)”.

Acuña aseguró que: “No fui acusado por violación. No transé con la familia (de la presunta agraviada). (Ella) nunca fue alumna de mi academia”.

Pero Christopher Acosta documentó en el libro información que no era producto de su imaginación, como publicaciones del diario Perú 21 durante la campaña electoral del 2016.

Asimismo, citó a la abogada Miriam Pilco, quien, en declaraciones al diario trujillano La Industria, aseguró que la madre de la presunta agraviada la buscó para que le diera asesoría legal porque César Acuña pretendía un acuerdo con la familia. Acosta no ocultó que la letrada era militante aprista. De manera que el propósito del periodista Christopher Acosta era informativo, de ninguna manera difamatorio. Los hechos consignados por el reportero son verdaderos, publicados por la prensa, con las fuentes identificadas, algo que no calza con la presunta intencionalidad agraviante.

Sin embargo, si ese hubiera sido el interés del periodista —algo que siempre ha negado—, entonces no se habría interesado en buscar la versión de César Acuña o alguno de sus representantes. Empero, el excandidato presidencial señaló: ‘’Acosta nunca me llamó por teléfono’’.

Pero el periodista claramente consignó en el libro que sí buscó la versión de César Acuña y que, como este se negaba a responder, recurrió a otras fuentes, como su hijo Richard Acuña y uno de sus allegados, el excongresista Luis Valdez Farías.

“’(César Acuña) mueve todo lo que quiere porque paga por lo bajo. Les paga a los jueces y fiscales’, declaró en entrevista con Perú 21 sobre el poder de su exesposo. César Acuña es consultado sobre el pasaje a través de su hijo Richard Acuña, pero este niega la posibilidad de un pronunciamiento de su padre sobre el tema. ‘Estoy sorprendido, yo no creo que eso sea cierto’, dice al teléfono. Contactado Luis Valdez por la historia que lo señala directamente como la persona que arregla los procesos judiciales de su jefe César Acuña, envió un correo: ‘Me abstendré de declarar o responder afirmaciones alejadas a la realidad, por respeto al señor César Acuña y a su menor hijo y a la señora’”.

De esta manera, queda en evidencia que el periodista Christopher Acosta, cuando escribió el libro, tuvo una intencionalidad claramente informativa y no difamatoria. Porque buscó la versión de la contraparte y obtuvo solo la versión de Richard Acuña, quien rechazó que su padre respondería, y el punto de vista de Luis Valdez, quien manifestó que no haría ningún pronunciamiento.

Sin embargo, el juez Raúl Jesús, en evidente parcialización a favor de Acuña, atribuyó al reportero Acosta un propósito inexistente.

Testimonios en primera persona

César Acuña sostiene que el libro de Christopher Acosta se basó “en dichos de terceras personas”, una versión que no se sustenta en la verdad porque el propio excandidato presidencial ha reconocido que no ha leído el libro. De haberlo hecho, podría haber comprobado que se consignan varias entrevistas.

“Nunca me llamó por teléfono”, sostiene Acuña, pero la verdad es que sí lo buscó mediante su hijo Richard Acuña y Luis Valdez, según Acosta. El popular

Publicidad