Párroco y primer paciente grave de Covid-19: “Perdí un 60% de masa muscular, hasta hoy sigo recuperándome” | VIDEO

El párroco Luis Nuñez del Prado fue noticia en mayo de 2020 al convertirse en el primer paciente en Perú que requirió un respirador artificial para batallar contra el coronavirus.

Desde un principio, el pronóstico del padre de la iglesia San Gabriel Arcángel de Villa María del Triunfo fue reservado y se temía lo peor pues tenía como enfermedades preexistentes sobrepeso y prediabetes.

Un verdadero milagro

Luego de 37 días de larga lucha, el padre Luis salió de cuidados intensivos y fue pasado a cuidados intermedios durante 17 días más. Él relata su experiencianen un video que forma parte de la campaña “No Seamos Cómplices, el COVID no mata solo” del Gobierno.

“Soy un sobreviviente del COVID, ya que fui el primer paciente grave. Yo llego a UCI con una saturación de 80, muchos han muerto con eso. Me tenían que entubar. Cuando llegué no había nadie, todo estaba vacío, pero cuando desperté, había muchísimos enfermos”, se escucha decir al sacerdote.

“He estado casi dos meses en el hospital, internado. Había perdido un 60% de masa muscular, no podía pararme. He tenido que recuperarme en estos meses, hasta el día de hoy sigo recuperándome. Esta enfermedad no es una cosa sencilla, no es una gripe, es un enfermedad que nos mata (…) lo que le diría a las personas que no acatan las normas, que tomen conciencia, ser responsables, no sean portadores del covid, no seamos cómplices”.