Paraguay: 76 presos se escaparon de una cárcel en la frontera con Brasil

Un total de 76 presos, 40 brasileños y 36 paraguayos, pertenecientes en su mayoría a un mismo grupo criminal se fugaron de una cárcel de la ciudad de Pedro Juan Caballero (Paraguay), en la frontera con Brasil, informó la Policía.

“El escape se produjo la madrugada del domingo por un túnel construido” por los presos, informó la comisaria Elena Andrada, portavoz de la Policía. “Nuestros mejores hombres se trasladaron a la frontera para tentar la recaptura de los reclusos”, agregó.

La mayoría de los fugados son integrantes del Primer Comando de la Capital (PCC), considerada la mayor banda de traficantes de drogas y armas de Brasil. Cinco camionetas utilizadas algunos de los reclusos en su huida fueron encontradas incendiadas en Ponta Porá, en el lado brasileño de la frontera, reportó la portavoz.

Pedro Juan Caballero, situada unos 550 km al noreste de Asunción, está separada de la fronteriza Ponta Porá por una avenida limítrofe.

Entre los reclusos fugados se encuentran criminales que participaron en una masacre entre pandillas en la cárcel de San Pedro (400 km al norte) el 16 de junio del año pasado, donde murieron decapitados 10 presidiarios, precisó la funcionaria. “Este es un trabajo de varias semanas. Es evidente que el personal sabía y no hizo nada”, dijo la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, en declaraciones a periodistas.

La autoridad anunció la destitución del jefe del penal y el arresto de 28 guardias penitenciarios. “Hay una fuerte sospecha de que los funcionarios están involucrados en el esquema de corrupción”, apuntó la ministra.

Si bien en principio la Policía había estimado en 92 la cantidad de fugados, luego corrigió la cifra a 76. Pérez dijo que todos “son de alta peligrosidad”.

“Hicieron un túnel como vemos en las películas, con iluminación interna, que comenzó en uno de los sanitarios internos” del presidio, detalló la comisaria Andrada. “Sólo hay 25 metros entre el túnel y la garita (de guardia) más cercana”, manifestó. “Solo una persona no logró escapar”, indicó.

Centenares de bolsas de arena fueron localizadas por los uniformados en el primer registro del lugar.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, no aceptó la renuncia que la ministra Pérez puso a disposición a raíz del suceso. “Su salida iba a ser una gran pérdida para el gobierno”, dijo el portavoz presidencial Daniel Centurión.

Refuerzo de vigilancia en las cárceles
Abdo Benítez se reunió por dos horas con sus asesores de seguridad en la residencia presidencial la tarde del domingo, e instruyó reforzar la seguridad de las cárceles del país al tiempo de disponer una profunda investigación sobre los involucrados en la fuga. “El apoyo militar y policial será mucho más fuerte”, subrayó la ministra de Justicia en conferencia de prensa.

“Todos los funcionarios que estuvieron de guardia en la Penitenciaría de Pedro Juan Caballero se encuentran detenidos. Hemos iniciado las investigaciones tanto de responsabilidad penal como responsabilidad administrativa contra ellos”, enfatizó.

Brasil fortaleció la seguridad en su franja fronteriza para colaborar en la recaptura de los reclusos, informó el secretario de Estado de Justicia y Seguridad Pública del Estado de Mato Grosso do Sul, Antonio Carlos Videira, en declaraciones a periodistas.

Videira dijo que el Departamento de Operaciones Fronterizas (DOF), la Policía Militar de Carreteras (PRE) y otras tropas de seguridad, así como un helicóptero se han movilizado para intentar la recaptura, reportó el servicio digital del diario ABC de Asunción. En tanto, el ministro del Interior de Paraguay, Euclides Acevedo, dijo que personal de la Fuerza de Operaciones Especiales de la Policía, con el apoyo de helicópteros y tropas por vía terrestre, realiza rastrillajes en la zona fronteriza con Brasil. AFP,