Para expertos, la ley de retiro de AFP se firmó en un “contexto elevado de populismo”

La ley que faculta el retiro de hasta 4 UIT (S/ 17.200) de las AFP en el contexto de la pandemia fue publicada hoy en el diario oficial El Peruano. Este beneficio se aplica para quienes no cuenten con aportes en los últimos 12 meses. La norma lleva la firma de Manuel Merino con fecha 15 de noviembre, es decir horas antes de que se acepte su renuncia a la presidencia.

Para Melvin Escudero, profesor de la Universidad de Pacífico y CEO de El Dorado Investments, el tema de la legalidad lo tendrían que ver los especialistas, pero si estaba en funciones le correspondía. No obstante, indicó, la norma se generó en un contexto elevado de populismo, algo que la población en las calles ha rechazado de manera abierta.

Mientras que Arturo García Villacorta, profesor de Finanzas de ESAN, comentó que si bien el premier Flores-Aráoz había anunciado la semana pasada que iban a aprobar esta ley, es para revisar el tema legal que la publicación que se haga hoy día. Lo calificó como “una mala señal para inversionistas y el mercado”.

Con respecto al impacto de la norma, Escudero añadió que el modelo de pensiones, que es un seguro a largo plazo para generar ingresos en la vejez, se verá perjudicado. “La mayoría de ciudadanos, por temas de liquidez, siempre prefiere la plata ahora que dentro de 20 o 30 años. Pero estas decisiones de inmediatez atentan contra el ahorro para lograr una pensión adecuada”, precisó.

Para Escudero esta medida no es la más apropiada, y resulta contraproducente porque es el tercer retiro que está realizando del sistema privado de pensiones en el año. Primero, el que autorizó el gobierno al inicio de la pandemia, luego el Congreso, y ahora este retiro.

En términos de volumen agregado, va a representar cerca de S/ 37 mil millones retirados del Sistema Privado de Pensiones, que es equivalente al 20% del total que se ha ahorrado y acumulado durante más de 25 años. Eso también tiene un impacto importante para el ahorro para la vejez, dijo.

Por su lado, García Villacorta prevé efectos económicos negativos tanto para los afiliados como para las finanzas públicas a futuro. Según cálculos de la SBS, con este retiro serán 2,3 millones de afiliados que no van a tener una pensión futura. Esto implica que en el futuro el Estado va a tener que darles alguna subvención, lo que va a ir en detrimento de la Caja Fiscal.

“Este retiro implica un efecto en la venta masiva de los instrumentos financieros que van a tener las AFP, lo que afectará el precio de los mismos, ya que lo que reciban será menor que lo que tenían antes, y también va a afectar a los que siguen en el sistema”, asintió.

RECOMENDACIÓN

Melvin Escudero indicó que hay ciudadanos que necesitan ese dinero para sobrevivir, y es su derecho hacer los retiros porque es una necesidad inminente. Pero para otros ciudadanos, cuyos ingresos les permite seguir su vida con normalidad, no es recomendable.

Señaló que un retiro del 10% o 15% del total de su fondo puede impactar en una pensión más baja, del orden del 25% a 50% menor. “Esto es por un efecto de capitalización que tienen las inversiones a largo plazo”.

En tanto, García Villacorta refirió que la última vez que se liberaron fondos de AFP, hubo retiros de S/ 24 mil millones, y cerca de S/ 18 mil millones están todavía depositados en el sistema financiero. “Y las tasas han disminuido fuertemente, porque la tasa de ahorros es de 0,2 %, y en depósitos a plazo es 1%, bajísimo. Mucha gente que haya retirado se habrá arrepentido. Hay que pedir cautela a los afiliados”, sostuvo.