Oso andino: conoce al rey del bosque de la Reserva Ecológica Chaparrí.

Un travieso ejemplar de oso andino se subió a una camioneta del fotógrafo Heinz Plenge en la Reserva Ecológica Chaparrí, en Lambayeque.

El oso andino ha encontrado en la Reserva Ecológica Chaparrí, ubicada en la región Lambayeque, su paraíso terrenal. En esta área protegida existe una población regular de esta especie gracias al programa de protección emprendida hace 20 años.


La más reciente evidencia que el oso andino es el rey del bosque en Chaparrí se produjo en octubre pasado cuando un ejemplar adulto se subió a la camioneta del fotógrafo Heinz Plenge quien se encontraba en la zona para registrar el comportamiento de este mamífero. El hecho fue registrado en video por guardarques de la Reserva Ecológica.


“A comienzos de octubre tuvimos noticias que estábamos recibiendo visitas frecuentes de oso de anteojos cerca del albergue turístico, entonces nos preparamos para fotografiarlo y coordiné con los guardaparques para que me avisaran cuando se avistara a algún ejemplar”, afirma Plenge protagonista de esta aventura.

“Un día me avisaron que un oso adulto había sido visto cerca de uno de los juagüey (manantial) que afloran en Chaparrí, a un kilómetro de mi casa. Entonces para llegar más rápido decidí ir en mi camioneta donde tenía mi cámara fotográfica y otros equipos, cuando llegué el oso estaba caminando por el lugar y cuando llegué al lugar comenzó a caminar hacia nosotros y nos fuimos retirando y empezó a hacer demostraciones de fuerza parándose en dos patas, destruyendo pequeños letreros y haciendo aspavientos, luego comienza a alejarse y camina al lugar donde dejé mi camioneta. Uno de los guardaparques se adelanta y me avisa que el oso estaba dentro de la camioneta pasando de un asiento a otro. Al final se fue solo con dirección al bosque. Eso no había pasado antes en el Perú, el oso andino siempre ha buscado evitar contacto con el hombre.

Antes decía que podía morir tranquilo si algún día veía a un oso frente a mi casa, ahora no solo pasó sino que se metió a mi camioneta. Es gracioso y único”, relató.


Plenge atribuye que ahora se note una mayor presencia de osos de anteojos en Chaparrí al éxito del programa de protección del mamífero. “Hace 20 años pusimos en marcha dos programas de manera simultánea, uno de rescate de ejemplares que pertenecían a circos y eran maltratados y el otro es de protección de osos silvestres en el bosque seco y al cabo de este tiempo tenemos logros significativos. Ahora Chaparrí tiene la población de osos andinos en estado silvestre más densa de Sudamérica”.

Mencionó que con la ayuda de cámaras trampa se ha podido identificar a má´s de 40 ejemplares de osos andinos en un área de 10 kilómetros de la Reserva Ecológica. Una cifra bastante alta con respecto a otras zonas.

Sostuvo que en los 20 años de trabajo se buscó minimizar las dos principales amenazas de esta especie: la cacería y la pérdida de hábitat. “A nosotros nos llena de orgullo y optimismo haber alcanzado este logro gracias al trabajo de la comunidad campesina Muchick Santa Catalina de Chongoyape”.


El fotógrafo afirma que ahora trabajan para proteger los manantiales que sirven de bebedero a los animales silvestres. “Ellos ya no pueden acceder a ríos y quebradas y solo tienen estos juagüeyes para beber agua, justamente quería fotografiarlo junto al letrero colocado cerca del manantial para usarlo en la campaña y concientizar a los agricultores para que no cerquen estos lugares y sucedió este hecho con mi camioneta”, acotó.

Desde hace más de 50 años Heinz Plenge se dedica a la fotografía de naturaleza, arqueología y pueblos del Perú. En todo este tiempo ha registrado miles de imágenes resultado de expediciones a bosques tropicales, andes, desiertos y el litoral peruano. Su trabajo ha recibido múltiples reconocimientos y han sido publicadas en la World Wildlife Fund (WWF), el Instituto Smithsonian, Field Museum de Chicago, The Nature Conservancy (TNC), Conservacio´n Internacional (CI), y BirdLife International, entre otras.


Es también un activista por la conservación del medio ambiente y ha realizado acciones directas como la promoción de acciones de desarrollo sostenible en comunidades campesinas propietarias de territorios con alto potencial ecoturístico, como es el caso de la Reserva Ecológica Chaparrí, la primera área de conservación privada del Perú.


Oso andino, una especie única
El oso andino, oso de anteojos o “Ukumari” en quechua, es una especie única en el mundo que habita en Sudamérica y el Perú ostenta la mayor cantidad de ejemplares con alrededor de 5,750 individuos, de acuerdo al Plan Nacional para la Conservación del Oso Andino publicado por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en 2016.

Esta especie de oso habita los países de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, y el sur de Panamá. Se le puede apreciar en distintas zonas, desde los 200 metros hasta los 4,750 metros de altitud en la Cordillera de los Andes e incluye los bosques secos la costa norte.


Es un caminante solitario y se adapta a las condiciones más adversas para sobrevivir, por lo que es considerado como un “arquitecto de los bosques”. Se le llama también “oso de anteojos” debido a las manchas blanquecinas que posee alrededor de sus ojos, las cuales son únicas para cada individuo. 
Puede pesar entre 35 y 170 kilos, dependiendo de su edad, y puede vivir en los bosques secos costeros, bosques húmedos y valles interandinos, hasta las altas montañas de los Andes. Es omnívoro, pero se alimenta mayormente de plantas. Su presencia es clave en los ecosistemas que habita y se ha localizado en al menos 30 áreas naturales protegidas, como el Santuario Histórico de Machu Picchu (Cusco) y el Parque Nacional Río Abiseo (La Libertad y San Martín).

Fuente: andina.pe